15.000 españoles trabajarán en la vendimia francesa por 10,85 euros la hora

El 58 por ciento son hombres y el 42 mujeres

vendimia francesa

Unos 15.000 temporeros viajarán de España a Francia para trabajar en la vendimia de este año, lo que supone un aumento de unas 500 personas respecto a 2021, y cobrarán un mínimo de 10,85 euros por hora, ha informado este lunes el sindicato UGT-FICA.

La mayoría de estos trabajadores acudirán desde Andalucía (11.300), mientras que 1.000 partirán de la Comunidad Valenciana, 650 de Murcia, 450 de Castilla-La Mancha y el resto saldrán de otras comunidades autónomas, ha detallado en rueda de prensa la secretaria de Administración y Recursos de UGT-FICA, Lucía García-Quismondo.

El 90 % de los trabajadores son repetidores que han participado en la vendimia francesa de otros años, el 58 % son hombres y el 42 % mujeres, y aunque en las últimas campañas UGT-FICA ha encontrando personas de Rumanía o Portugal que acuden en el contingente español, la organización indica que no es lo habitual.

Según las previsiones del sindicato, los vendimiadores comenzarán a desplazarse en la segunda quincena de agosto y la media de permanencia en Francia se sitúa entre 20 y 25 días.

Los grupos que participan en la recolección de uva más temprana suelen trasladarse luego a zonas de recogida más tardía, con lo que pueden permanecer en el país entre 40 y 50 días.

El salario que recibirán dependerá de la categoría profesional en la que hayan sido contratados (cortador, vaciador o porteador) y del Departamento francés en el que trabajen, pero nunca podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional de Crecimiento de Francia, que está fijado en 10,85 euros por hora.

Este sueldo mínimo es unos 3 euros superior al español, ha detallado en la conferencia de prensa el secretario del Sector Alimentario de UGT-FICA, Sebastián Serena.

La jornada laboral en Francia es de 35 horas semanales y al superarlas se cobran horas extraordinarias, de forma que por más de 35 horas y hasta 43 horas a la semana el salario mejora en un 25 %, en tanto que cuando se superan las 43 horas semanales se incrementa en un 50 %.

«En Francia las condiciones son más atractivas»

«La vendimia francesa es atractiva para los trabajadores españoles porque en España las condiciones en el sector agrario deberían ser mucho más dignas. Se siguen incumpliendo los convenios colectivos, no se abona el salario mínimo, no se declaran las jornadas reales y esto hace que las personas vean mermados sus derechos», ha expresado García-Quismondo.

Por contra, «en Francia las condiciones son más atractivas», ha afirmado la representante de UGT-FICA, que ha relatado cómo, además de un salario superior al español, en Francia estos temporeros reciben prestaciones familiares.

De esta forma, si realizan una actividad igual o superior a 18 horas de trabajo, o 120 horas al mes, o 200 horas al trimestre, se pueden solicitar en Francia subsidios familiares, siempre que se tengan dos o más hijos menores de 20 años a su cargo que no ejerzan una actividad laboral o que reciban una remuneración mensual inferior al 55 % del salario mínimo interprofesional.

«Si estas condiciones que se dan en Francia se dieran en España los trabajadores no se desplazarían hasta el país vecino», ha aseverado García-Quismondo.

Serena, por su parte, ha indicado que en España hay 61 convenios que recogen las condiciones socioeconómicas y laborales del sector agropecuario y los datos de los que dispone señalan que hasta el pasado mes de junio solamente se habían actualizado 21, mientras que el resto permanecen vencidos, algunos incluso desde el 2015.

«Esto refleja una falta de voluntad de mejorar las condiciones de los trabajadores del campo», ha dicho Serena.

El representante de UGT-FICA ha pedido que la gente comience a valorar los productos del campo desde un punto de vista social y que, cuando acudan a la compra, pregunten y se preocupen por las condiciones de trabajo de las personas que los han producen.

UGT-FICA ha informado de que las plazas para la vendimia francesa de 2022 «están totalmente cubiertas» y sus portavoces han hecho hincapié en que los trabajadores eviten desplazarse sin una contratación en origen.

También ha recomendado a los trabajadores contratados que vayan a acudir que tengan previsto un alojamiento en Francia, ya que si bien los empresarios franceses suelen ofrecerlo no tiene la obligación de hacerlo.

El año 1972 fue el que registró un mayor número de personas que asistieron a la vendimia francesa desde España, con 96.000, mientras que 1992 fue el de menor registro, con 10.800. EFEAGRO

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

12 − 6 =