España pide remedios adicionales ante los altos precios de los fertilizantes

Han aumentado su precio hasta un 150 por ciento

fertilizantes

El ministro español de Agricultura, Luis Planas, ha pedido este lunes a la Comisión Europea (CE) soluciones alternativas a las ayudas de Estado y la reserva de crisis dotada de 450 millones de euros al año para hacer frente a los problemas sobre la escasez y los altos precios de los fertilizantes, en un contexto marcado por la invasión rusa de Ucrania.

«Hay que dar soluciones a corto plazo, y dar soluciones a corto no puede ser solo el incremento de los techos de las ayudas de Estado», ha declarado el político a su llegada a la reunión de titulares de Agricultura de la Unión Europea que se celebra en Bruselas.

Planas ha recordado que a finales de octubre la Comisión Europea adoptó cambios en el marco temporal de ayudas de Estado vigente desde el comienzo de la guerra rusa contra Ucrania para permitir otorgar hasta 250.00 euros a las empresas del sector agrícola.

«Pero esto creemos que no es la solución. Que cada Estado ponga dinero, se puede hacer, nosotros lo hemos hecho en relación con las medidas adoptadas esta misma primavera, pero es verdad que esta no puede ser una solución eterna», ha expuesto.

Además, ha dicho creer que la Comisión «debe buscar qué mecanismos de apoyo más allá de la reserva» de crisis se pueden emplear y detalló que esa reserva «supone una detracción de los pagos de la Política Agrícola Común para utilizarlos para otras medidas».

«Hemos actuado en muchos frentes, hemos actuado, por ejemplo, en cereales y oleaginosas de forma muy eficaz. Hemos actuado también en relación con las ayudas de Estado para sectores vulnerables como pueden ser el lácteo en España o el cárnico o el de los cítricos, pero es evidente que tenemos que buscar mecanismos de apoyo porque son absolutamente necesarios», ha trasladado.

El pasado 9 de noviembre, el Ejecutivo comunitario presentó un documento con un conjunto de medidas para ayudar a los productores a hacer frente al alza de precios de los fertilizantes y tratar de reducir la dependencia de las importaciones, en el contexto de la escasez y el encarecimiento como consecuencia de la guerra en Ucrania.

La comunicación enumera una serie de buenas prácticas que incluyen la posible activación de la reserva de crisis, el recurso a las ayudas de Estado o dar prioridad a los productores de fertilizantes a la hora de usar el gas en caso de una interrupción del suministro.

Ese documento se debate este lunes en la reunión de los ministros, junto con un texto español que también trata los problemas de asequibilidad y disponibilidad de los fertilizantes y que apoyan quince Estados miembros (Bulgaria, Chipre, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Letonia, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía y Eslovaquia).

«Creo que una mayoría de los Estados miembros hoy le vamos a pedir a la Comisión que se implique más. Está muy bien el documento de la Comisión. Creemos que es un paso adelante, pero este es el momento de concretar y hay que concretar medidas. Pedimos que se concreten medidas», ha señalado Planas.

Ha añadido que España también plantea «que hay que abrir nuevos senderos en el camino hacia la autonomía alimentaria y, desde luego, la soberanía en materia de fertilizantes».

En ese sentido, ha advertido de que la Unión Europea no podrá garantizar su autonomía alimentaria sin los fertilizantes y llamó a explorar «nuevas vías de fertilización» como el uso de estiércoles y purines o cultivos con un mayor valor de nutrientes, como las leguminosas.

«A muy corto plazo, hay que mejorar las técnicas de fertilización y, sobre todo, el asesoramiento a los agricultores en materia de fertilización», ha indicado.

Prórroga acuerdo de cereales

Por otro lado, ha declarado que España se encuentra «satisfecha» por la prolongación del acuerdo para exportar cereales ucranianos a través del mar Negro y recordó que por esa vía han salido «más de diez millones de toneladas», dos de las cuales tuvieron como destino España.

También confía en que la salida de los fertilizantes de Rusia y Bielorrusia contemplada en ese mismo pacto contribuya «de algún modo, al menos ligeramente, a pacificar la situación en los mercados mundiales» de esos productos. EFEAGRO

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

4 × 1 =