El presidente de Castilla-La Mancha reconoce en la aprobación del Plan Hidrológico del Tajo una “decisión histórica”

trasvase Tajo-Segura

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comparecido en rueda de prensa para dar cuenta de su postura respecto a la decisión que ha adoptado este martes el Consejo de Ministros en alusión a la cuenca del Tajo, y ha reconocido que se trata de “una decisión histórica” y “una nueva forma de entender la gestión del agua”.

El Consejo de Ministros del Gobierno de España ha dado el visto bueno a los doce planes hidrológicos que incluyen la creación de un nuevo concepto: el agua necesaria para mantener los valores ecológicos necesarios para la supervivencia de los ríos.

“Hoy se ha producido una decisión histórica, sé que utilizamos muy a menudo esta expresión, pero ciertamente son muchos años, muchas ocasiones, muchas oportunidades las que se han ido perdiendo o quedando en el camino. Por tanto, sí, es una decisión importante porque obviamente significa muchas cosas, pero una fundamentalmente, y es que el gobierno de España ha decidido coherentemente con las leyes, con las directivas europeas y además con las sentencias que entre todos hemos ganado”, ha explicado el mandatario castellanomanchego.

“Se trata de una decisión transcendente para todos”, ha apuntado al tiempo que ha indicado que el Tajo va a tener un caudal mínimo. “Sonroja mucho que hayamos tenido que pelear tanto para algo que entiende cualquiera y no podía ser bajo ningún concepto que éste fuera el único río de Europa que no tuviera un caudal mínimo”. Al tiempo, ha explicado que “la decisión que hoy ha tomado el Ejecutivo nacional responde a las sentencias favorables y a los años de esfuerzo y de perseverancia que nos ha costado conseguir desde Castilla-La Mancha”.

A este respecto, ha recordado que tanto en la primera como en la segunda toma de posesión como presidente de la Comunidad Autónoma “juré defender los intereses de esta tierra, siempre obviamente dentro de la Constitución” y siempre dentro de las leyes y “defenderla por encima de los intereses de cualquier partido político, incluso en el que milito”, ha dicho.

“Esta batalla no ha sido nunca humo, a pesar de que me he encontrado con ese calificativo por parte de muchos dirigentes políticos”, ha manifestado, lamentando a su vez la actitud de algunos políticos que “en vez de defender a la tierra la han vendido”. En este orden de cosas ha indicado que, “de la misma manera que a los que estamos aquí nos cuesta mucho dolor y a veces muchos golpes políticos defender y anteponer los intereses de Castilla-La Mancha a los de nuestro propio partido, otros lejos de hacer eso, más bien, han hecho lo contrario”.

Al respecto, el jefe del Ejecutivo regional ha argumentado que, la del agua “es una batalla seria”, que ha requerido años de constancia de preparación de informes. “Solo cuatro años esta región dejó de recurrir los injustos trasvases que se aprobaban desde el Gobierno de España”, ha apostillado, reconociendo, a su vez, que el actual Gobierno de Castilla-La Mancha “no ha recurrido todos, sólo aquellos que claramente contravenían la ley y que ahora se han visto reafirmados con las sentencias y, hoy, con la decisión coherente del Consejo de Ministros”.

El presidente regional ha querido aclarar que “no se trata de acabar con el Trasvase Tajo-Segura, ni va a desaparecer el agua para el Levante español”. Así, ha explicado que se va a preservar la gestión agrícola y de riego en el conjunto del Levante con medios diferentes y con una base absolutamente diferenciada a la de sacar el agua a la España seca, “la España que no tiene salida al mar para dársela a la España seca también pero que tiene salida”.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

16 + cinco =