Empresas agroalimentarias castellanomanchegas se interesan por la normativa contra el fraude

En una jornada organizadas por AENOR, que se han celebrado en Tomelloso (Ciudad Real) y a la que han asistido alrededor de veinte industrias lácteas, vitivinícolas y cárnicas principalmente

El Instituto Tecnológico del Metal (Itecam), con sede en Tomelloso (Ciudad Real), ha celebrado en sus instalaciones una jornada informativa sobre “Herramientas para una correcta gestión contra el fraude alimentario”, en la que han participado alrededor de veinte empresas agroalimentarias de la región, principalmente del sector lácteo, vitivinícola y cárnico, además de otras relacionadas por ejemplo con la elaboración de platos preparados.

La jornada ha sido impartida por AENOR (Asociación Española de Normalización y Certificación) y en ella, los expertos de la entidad han abordado las nuevas tendencias en los esquemas de las normas de gestión de la seguridad alimentaria BRC e IFS, así como el método para elaborar un plan de control analítico dirigido a la prevención del fraude.

El objetivo de la jornada, ha explicado David Verano Cañaveras, director del área agroalimentaria de AENOR es explicaba así el objetivo de la jornada dar una visión, tanto desde el punto de vista de la administración pública, como de una entidad certificadora y de laboratorio como AENOR, de qué se está haciendo en materia de gestión de fraude. Es muy importante hacerla en Castilla-La Mancha, ha añadido, porque al igual que en el resto de España, la principal industria es la de alimentación. Además, incide, se han fomentado mucho las exportaciones “y cuanto mejor lo hagamos más confianza generaremos como sector entre nuestros clientes y sobre todo a la hora de exportar”.

La lucha contra el fraude, en la que tanto empresas como admnistración están muy implicadas, asegura el responsable de AENOR, se ha desarrollado aún más desde el año 2013, en el que saltó a la luz el famoso escándalo de la carne de caballo. Desde ese momento, apunta, tanto a nivel de control oficial desde la administración europea, nacional y autonómica, como a nivel privado desde organismos como AENOR, a través de los certificados y análisis, se han desarrollado una serie de planes y cambios normativos “para que, de alguna forma, todo aquello que se está haciendo incorrectamente y fraudulentamente salga a la luz”, incide David Verano

Es importante, añade, que la administración autonómica y empresas como AENOR “vayan de la mano” en este tipo de iniciativas, “porque al final el trabajo de ambos y a lo que ambos nos dedicamos es a generar confianza en el consumidor, unos desde el punto de vista privado y otros desde punto de vista del control público”, recalca el responsable del área de alimentación de la certificadora.

Las jornadas se han realizado en las instalaciones de ITECAM, explicó también, por el convenio que AENOR tiene suscrito con el Instituto del Metal y porque Tomelloso es un lugar estratégico en Castilla-La Mancha, en el centro de la región y muy bien comunicado. Además, añadía el director ITECAM, Jorge Parra, son muchas las empresas asociadas al Instituto que trabajan mano a mano con la industria agroalimentaria. “Nuestro sector tiene mucho que ver con lo que hacen nuestros asociados, desde fabricación de maquinaria al desarrollo de elementos industriales que tienen mucho que ver con el sector agroalimentario y que ha hecho posible que exista una industria manufacturera de maquinaria y otros componentes que hacen más potente a la industria agroalimetnaria si cabe”, recalca Parra.

Además del director del área agroalimentaria de AENOR, David Verano, que habló durante la jornada de la elaboración de la gestión del fraude en los sistemas BRC e IFS, han intervenido también el jefe de servicio de Ordenación Alimentaria de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Antonio Ruiz Serrano, que ha explicado las actuaciones más importantes por parte de la Administración regional para controlar el fraude alimentario y el director de AENOR laboratorio, Pablo de Vicente que ha expuesto cómo elaborar un plan de de control analítico dirigido a la prevención del fraude.

La jornada ha sido clausurada por el director general de Industrias Agroalimentarias y Cooperativas de la Junta de Comunidades Gregorio Jaime, quien ha incidido también en la importancia de que administración y empresas se impliquen en la lucha contra el fraude alimentario y se interesen por el desarrollo reglamentario y la normativa relacionada con esta cuestión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − 8 =