Emprenden movilizaciones contra el desmantelamiento parcial de Sada en Lominchar (Toledo)

CCOO, UGT y la asamblea de trabajadores

Los sindicatos CCOO y UGT y la asamblea de trabajadores de la factoría de SADA en Lominchar (Toledo) han decidido emprender movilizaciones en defensa del empleo y contra el desmantelamiento parcial de la planta que pretende llevar a cabo la empresa avícola.

La primera convocatoria será una manifestación el sábado 10 de junio, que partirá a las 11.30 de la planta de Sada en el polígono Fuente Pana para concluir en la plaza del Ayuntamiento de Lominchar. Sindicatos y trabajadores invitan a toda la ciudadanía de la comarca y a las autoridades locales y regionales, a sumarse a la manifestación que tendrá por lema “No al desmantelamiento de Sada”.

El Grupo SADA, dedicado a la explotación avícola con nueve plantas y más de 1.900 personas en nómina, anunció recientemente un plan de reestructuración cuya medida más traumática se centra en la factoría de Lominchar, donde la empresa tiene previsto cerrar la sala de despiece, una decisión que afectará a 158 trabajadores directos y a otros 120 ‘cooperativistas.’

La planta de Sada en Lominchar lleva desde 1968 dedicada al despiece y elaboración de aves. En sus casi 50 años de historia llegó a sostener más de 600 empleos en la comarca de La Sagra. Ahora cuenta con cerca de 550 trabajadores, aunque sólo 273 de ellos son contratados de SADA mientras que otros 165 son “cooperativistas”.

Los planes de la empresa pasan por mantener exclusivamente en Lominchar la producción de productos elaborados y carne para salchichas, unos 115 empleos directos y 45 ‘cooperativistas’. Así lo anunció el pasado día 30, en la reunión de apertura del proceso de negociación del plan de reestructuración y del ERE y movilidad geográfica que conlleva.

“Manifestamos nuestro total rechazo a las medidas que plantea la empresa, que ya ha ‘deslocalizado’ a 120 cooperativistas y que quiere despedir a otros 158 trabajadores -proponiendo a 70 de estos el traslado a Lleida-, y sin ninguna garantía de permanencia para la plantilla restante. Además de esta medida tan drástica, también plantean modificaciones de las condiciones de trabajo para los que se quedan”, denuncian CCOO y UGT.

“Para nosotros, las razones que provocan estas propuestas empresariales están basadas en la ineficacia de la empresa para sustituir clientes que han decidido dejar de trabajar con ellos. Así mismo, también hemos constatado que la empresa decide no invertir en Lominchar mientras genera otros puestos e inversiones en otras plantas de otras comunidades.”

“Las repercusiones de este desmantelamiento parcial de SADA en Lominchar suponen la pérdida del sustento de un gran colectivo femenino que ahora trabaja en la fábrica, y que tendrán difícil recolocación en otras actividades.”

“Además, estas medidas no están motivadas por la situación del sector, que goza de una buena salud, sino por decisiones empresariales que han provocado la situación que se nos quiere hacer ver como irreversible.”

“Por todo lo anterior, desde las organizaciones sindicales CCOO-Industria y FICA-UGT rechazamos la propuesta empresarial y solicitamos el apoyo de las instituciones a nivel provincial y regional y la sociedad civil para revertir estas decisiones de SADA, y poder hablar de un proyecto industrial viable para esta planta cárnica. Ahora más que nunca necesitamos que se ofrezcan soluciones de futuro que contribuyan con la viabilidad de este centro de trabajo.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres × 4 =