Pueblos Vivos informa sobre las macrogranjas avícolas proyectadas en Tinajas (Cuenca)

La plataforma provincial Pueblos Vivos Cuenca ha celebrado un nuevo acto informativo, esta vez en la localidad de Tinajas, en la alcarria conquense, ante la preocupación creciente por parte de los vecinos sobre cuáles podrían ser los problemas asociados a la construcción de dos macrogranjas avícolas en dicha localidad.

Alrededor de 70 personas participaron en la reunión, en la que se plantearon muchas cuestiones puesto que hasta ese momento, nadie había informado a los vecinos de las consecuencias reales que podrían sufrir. Además de los malos olores, la contaminación del agua y la utilización de la misma al tener que extraer cantidades muy importantes del subsuelo en una zona muy afectada por la sequía se habló también de la preocupación por las posibles enfermedades que pudiesen derivarse de esta actividad.

Según la plataforma, estas granjas están proyectadas a 220 metros del casco urbano por lo que los vecinos han instado al promotor y al Ayuntamiento a concretar una reunión, algo que, apuntan desde Pueblos Vivos, “parece difícil por la falta de disponibilidad del consistorio y la parte interesada”.

Las dos granjas que se pretende construir albergarán, según los datos aportados por la plataforma, alrededor de 400.000 pollos de engorde en seis ciclos anuales, lo que para los vecinos es simplemente “inasumible”, más aún, recalcan, “teniendo en cuenta que ya existen en el municipio granjas similares”.

Para Carlos Gómez, portavoz de la plataforma y vecino afectado de Priego,  estas infraestructuras “ponen en peligro el bienestar de los vecinos y se demuestra una vez más las dificultades que encontramos al tratar con los ayuntamientos de los pueblos afectados”.
“Los tinajeros/as merecen más del consistorio que los representa y que, hasta el momento, solo ha dado la callada como respuesta” ha apuntado, añadiendo que, el municipio “ya ha sido suficientemente comprensivo aceptando las instalaciones que están construidas pero no podemos convertirlo en un estercolero más”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete − 1 =