150 proyectos empresariales se instalaron en el medio rural castellano-manchego

Conllevan una inversión de 75 millones de euros y la creación de cientos de empleos

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha facilitado la instalación de más de 150 proyectos empresariales en el medio rural que supondrán una inversión de 75 millones de euros y la creación de cientos de puestos de trabajo en las localidades en las que se ubiquen.

Así lo ha desvelado el portavoz del Gobierno regional, Nacho Hernando, a raíz de un informe de la Consejería de Fomento que analiza los resultados de la modificación de la Orden de 31 de marzo de 2003, de la entonces Consejería de Obras Públicas, que recoge los requisitos de las construcciones e instalaciones que se ubiquen en suelo rústico, y cuya modificación fue aprobada el 1 de febrero de 2016.

Dicha modificación flexibiliza con garantías los requisitos para que una industria se pueda instalar en un pueblo, aunque no haya suelo urbanizado para la actividad industrial, ayudando así a la generación de empleo y riqueza en numerosas localidades que carecen del suelo necesario para la ubicación de estas empresas.

Hernando ha anunciado que en apenas dos años han sido más de 150 las empresas que han nacido al amparo de esta innovación normativa o se han beneficiado de ella.

El portavoz ha subrayado que se trata de una medida que no conlleva ningún coste económico ya que “cambiando tan solo una coma se permite la instalación o ampliación de 150 empresas, propiciando 75 millones de euros de inversión privada totalmente gratis”.

“Es una cuestión de creerse el apoyo al entorno rural, de creerse que Castilla-La Mancha puede tener futuro más allá de sus capitales de provincia y que también tiene derecho a futuro los pequeños pueblos de nuestra región”, ha aseverado Hernando.

“Esas 150 nuevas empresas o ampliaciones son 150 motivos para que cientos de personas puedan seguir viviendo en nuestros pueblos. No vamos a dejar que Castilla-La Mancha siga despoblándose. Simplemente es una cuestión de tener vocación de utilidad y vocación de servicio también a nuestro entorno rural”, ha enfatizado al recordar además la aprobación ayer de una convocatoria de ayudas a entidades locales por valor de casi 100 millones de euros.

Por provincias

Por provincias, en Cuenca se han acogido a esta modificación 75 industrias, en Guadalajara 4, en Ciudad Real 1, en Toledo 28 y en Albacete 27, y aunque la mayoría procedentes del sector agroalimentario -como almazaras o instalaciones para productos hortícolas- también hay empresas de envasado y alojamientos de turismo rural, entre otras.

Entre las empresas que se han beneficiado de este cambio normativo, Hernando ha citado en Toledo a Alicén, con 1,5 millones de euros de inversión en sus instalaciones de Navahermosa, o Cárnicas Tello, que invertirá 50 millones en la ampliación de sus naves en Totanés con 150 nuevos puestos de trabajo.

También se ha referido a la cooperativa Champinter, que destinará dos millones de euros a la ampliación de sus instalaciones la localidad albaceteña de Villamalea, Solán de Cabras en Cuenca o las avícolas Francisco de Lucas y José Luis Redondo, con seis millones de euros de inversión en Guadalajara.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × cinco =