Vecinos de Priego (Cuenca) se manifestarán 31 marzo contra macrogranjas porcinas

Convocada por Priego Vivo, Pueblos Vivos y Ecologistas en Acción Cuenca, es la segunda manifestación que se organiza en apenas medio año

Los vecinos de Priego (Cuenca) han convocado una nueva manifestación para protestar contra la instalación de macrogranjas porcinas. Se concentrarán este sábado 31 de marzo, a las 13:30 horas, en la Plaza de los Condes, frente al edificio del Ayuntamiento. Es la segunda manifestación que organizan en apenas medio año, preocupados por la cantidad de granjas que se quieren instalar en su término municipal.

Lo hicieron por primera vez en septiembre de 2017, reuniendo a más de 300 personas en la que hasta el momento es, aseguran los organizadores, la manifestación más multitudinaria de todas las que se han celebrado en el pueblo conquense. Ahora, tras conocerse el proyecto de una tercera granja con capacidad para 6.180 cabezas de porcino -que elevaría a 20.000 el número de cerdos que se ceban en esta localidad- los pricenses quieren recordar al Gobierno de Emiliano García-Page “su total oposición a la construcción masiva de macrogranjas, que tendrán efectos desastrosos sobre el medio ambiente y sobre la principal actividad económica del municipio: el sector servicios”.

De las 28 empresas locales que están vinculadas al turismo, 23 se oponen a las granjas, según consta en un estudio realizado por un grupo de vecinos. Muchos de ellos aseguran que sus clientes ya se han quejado en los últimos años por los episodios de malos olores que se han sufrido en el pueblo. Y la preocupación no para de crecer, apuntan los vecinos, “porque quienes llevan tiempo advirtiendo de estos nuevos proyectos, auguran ahora dos granjas más que elevarían hasta 34.000 el número de cerdos”

“Priego puede terminar siendo la cochinera de la provincia de Cuenca”

“Teniendo agua en el subsuelo y un Ayuntamiento que está a favor de las macrogranjas, Priego puede terminar siendo la cochinera de la provincia de Cuenca”, lamenta Ángel Torres, presidente de la Plataforma Priego Vivo, uno de los colectivos que han convocado esta jornada de protesta. “Es decepcionante que estando todo un pueblo en contra de tanta macrogranja nos veamos impotentes ante la postura de oídos sordos de las administraciones que nos arrollan con sus legalidades haciendo caso omiso a la opinión de la inmensa mayoría de la ciudadanía”, sentencia Ángel.

Por su parte, Carlos Gómez, portavoz de Pueblos Vivos Cuenca, otra de las organizaciones convocantes, considera que “Priego es el ejemplo más evidente de la sinrazón de la Junta para aprobar este tipo de infraestructuras, no teniendo en cuenta el elevadísimo número de cerdos que albergan las instalaciones ya construidas para conceder más permisos sin considerar el impacto total de todos los proyectos. Los gastos de agua, los olores y la contaminación de las aguas serán irreversibles con un número de granjas tan elevado”. Junto a Priego Vivo y Pueblos Vivos, Ecologistas en Acción Cuenca también se ha sumado a la convocatoria.

Los vecinos no se opusieron a la primera granja de 2.000 cerdos que se instaló en el término municipal, pero empezaron a preocuparse cuando dicha explotación aumentó su capacidad hasta las 7.000 cabezas y cuando llegaron los nuevos proyectos. “No nos oponemos tajantemente a esta industria, entendemos que son familias que tienen pleno derecho a ganarse la vida. Pero es una industria que está adquiriendo unas proporciones insostenibles que nos amenazan a otras familias que también tenemos derecho a llegar a fin de mes con nuestros pequeños comercios, casas rurales o empresas de multiaventura. No queremos entrar en el debate de quién llegó primero, porque es evidente que las granjas son todas de nueva construcción, y ni siquiera nos parece lícito criticar que las empresas que han impulsado estas granjas no sean de Priego. Pero lo que sí queremos recordar es que las sociedades viven en armonía cuando existe un equilibrio, y ese equilibrio, ahora, está seriamente amenazado”, destacan algunos de los vecinos que están impulsando las movilizaciones.

Destruyen más empleo del que generan

Los convocantes insisten en que estas explotaciones están muy mecanizadas y que, por lo tanto, apenas generan dos puestos de trabajo cada una de ellas. En cuanto a los empleos indirectos a los que tantas veces se refieren los defensores de las granjas, “entre ellos el Gobierno socialista de Page”, inciden las organizaciones convocantes, los opositores subrayan que, más bien al contrario, lo que se conseguirá con esta invasión es “destruir cientos o miles de empleos en el sector servicios por los enormes perjuicios que va a ocasionar al turismo”.

Además de acciones de protesta como la que tendrá lugar el sábado, el movimiento vecinal de Priego está dando pasos más efectivos para tratar de reducir el impacto de las macrogranjas. Ante la “inacción de la alcaldía pricense (PP), que apoya fervorosamente a esta industria, son los vecinos quienes han creado una ordenanza que se está tramitando ante el Ayuntamiento y con la que conseguirán limitar el vertido de purines en el término municipal del pueblo”, señalan los convocantes de la manifestación.

“El matrimonio Page-Incarlopsa, acreditado por los tribunales”

La manifestación coincide con el revuelo suscitado por las últimas informaciones que se han conocido en relación con Incarlopsa. Recientemente, recuerdan, se conoció que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha condenado al Gobierno regional por sancionar irregularmente a dos funcionarios que denunciaron maltrato animal en el matadero de esta empresa. Según los magistrados, la Junta se comportó con “complacencia y claudicación” ante los deseos de esta empresa, que había pedido que estos veterinarios fueran apartados, señalan los convocantes de la manifestación.

Unas semanas antes de conocerse este duro varapalo contra la Junta, la Justicia se pronunciaba otra vez, pero en este caso para acreditar que el anterior Gobierno regional concedió autorización ambiental positiva a una granja de Huerta de la Obispalía incumpliendo, aseguran, “el procedimiento legal establecido”, durante la fase de información pública. Además, en la sentencia se acreditaba que los purines estaban contaminando las aguas subterráneas hasta el punto de que las han convertido en no potables.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis + 4 =