LA CAIXA 728x180

Carmen Quintanilla (AFAMMER): “Quiero creer y seguir soñando con un medio rural donde la juventud tenga un hueco”

0

La ciudadrealeña Carmen Quintanilla Barba es la presidenta nacional de la Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural, una Organización No Gubernamental que nació en 1982 con un claro objetivo: Que las mujeres rurales dejarán de ser invisibles y que su voz se escuchará en todos los foros nacionales e internacionales para alcanzar el reto de la igualdad real de oportunidades. AFAMMER es hoy un referente indiscutible del movimiento asociativo que integra a más de 180.000 mujeres rurales.

 La Asociación de Familias y Mujeres del Medio Rural (AFAMMER) celebrará el 12 y 13 de diciembre en Madrid el II Congreso Internacional “La voz de las Mujeres Rurales en el Mundo”, ¿En qué consistirá y cuáles son sus principales objetivos?

Por segunda vez, AFAMMER va a celebrar un congreso internacional en el que vamos a reunir alrededor de 1.000 mujeres de todo el mundo. En esta ocasión vamos a analizar los diferentes retos y objetivos que se plantean en la Agenda 2030, a través de diferentes mesas de debate y participación, donde estarán representadas las mujeres de todo el mundo, encabezadas por ministras, empresarias, y figuras relevantes que nos acercarán la realidad social de la mujer rural en diferentes países, para trabajar con un objetivo común; que no es otro que el de alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres.

Por otro lado, también nos hemos planteado como reto rendir homenaje a nuestra Constitución de 1978, al constitucionalismo que hoy cumple 40 años y que ha servido como garantía de libertades y derechos desde su instauración en nuestro país, que como mujeres debemos seguir reclamando amparadas en ella.

¿En qué situación se encuentra la Ley de Titularidad Compartida y qué necesita para despegar definitivamente?

Desde su puesta en marcha en el año 2011, la ley de Titularidad Compartida ha ido creciendo de una forma muy lenta. En la actualidad de las 945.024 explotaciones agrarias que tenemos en España, tan solo se han acogido 471 explotaciones a este régimen, lo que sigue siendo insuficiente, porque no representan la verdadera dimensión de la participación de la mujer en la actividad agraria.

Según indican desde los sindicatos, más de 300.000 mujeres tendrían la posibilidad de reivindicar su figura jurídica en las explotaciones de titularidad compartida, que hoy día, siguen sin tener ningún amparo que regule sus trabajos y que las respalde para seguir apostando por el medio rural.

Desde AFAMMER estamos llevando a cabo una labor de reivindicación constante, que confiamos siga dando frutos en ésta y otras cuestiones.

La despoblación está lastrando al medio rural, ¿Por dónde pasan las soluciones y qué papel juega en ello la mujer rural?

El medio rural ocupa el 85% de todo el territorio español, abarcando a un 20% de la población de nuestro país, según el Informe de Vertebración social elaborado por el Consejo Económico y Social (CES). En 2015 había 25 municipios rurales menos que en el año 2008. Según los últimos resultados registrados por INE, en España contamos con 1.300 municipios con menos de 100 personas empadronadas y 3.225 núcleos de población en los que no vivía nadie, que los sitúan como puntos en verdadero peligro de desaparición, lo que supondría una grave pérdida etnológica, económica, patrimonial, histórica y ambiental.

Para abordar este problema hay que apostar por el desarrollo económico en estas zonas, fomentando la modernización del sector primario, apostando por el turismo rural…etc. Del mismo modo, es obligatorio reivindicar la figura de la mujer, rompiendo la barrera de género y reconociendo su labor y su papel, de vital importancia, para la supervivencia de nuestros pueblos.

No podemos olvidar que en los últimos años el emprendimiento autonómico en el medio rural ha estado encabezado en un 51% de los casos por las mujeres. Eso dice mucho de ellas y del gran paso que están dando en este avance hacia la igualdad.

¿Qué futuro tienen en el medio rural las niñas que hoy viven en él?

España es un país donde las pirámides de población indican que somos un país envejecido. Como presidenta nacional de AFAMMER, quiero creer y seguir soñando con un medio rural donde la juventud tenga un hueco y donde el talento pueda retornar en forma de nuevos proyectos empresariales y de vida.

Creo que las niñas de hoy, que serán las mujeres del mañana, tendrán mucho que aportar en la sociedad rural. Por suerte, podemos decir que cada vez se reconoce mucho más su papel fundamental y sus aportaciones. Las mujeres están empujando con mucha fuerza a través de su talento y de sus proyectos empresariales, para hacerse hueco en un mundo donde los hombres han monopolizado su presencia durante generaciones.

La violencia de género es hoy ya una lacra social, ¿Cómo está afectando a las mujeres del medio rural? ¿Cuáles son los resultados de la campaña que en ese sentido están desarrollando?

Durante todo el año en AFAMMER estamos desarrollando un programa para la prevención de la violencia de género, que consiste en la atención integral de las víctimas, así como de sus familias y acompañantes, a través de nuestros profesionales jurídicos.

Al mismo tiempo, se lleva a cabo un programa de formación en los centros educativos, a través de charlas que sirven para concienciar a los más jóvenes de esta lacra social, sobre la que es importante sembrar conciencia en los menores. Con nuestro programa hemos podido llegar a un gran número de personas en toda España, que nos han dejado resultados muy positivos en cuanto a las acciones desarrolladas.

En cuanto a las mujeres del medio rural, hay que decir, que no solo no escapan a este tipo de violencia, sino que además deben hacer frente a un mayor número de dificultades por el mero hecho de residir en núcleos pequeños. Existe un mayor silencio del problema, una mayor soledad y sobre todo; mayor incomprensión a la hora de contar por lo que están pasando.

¿Se está haciendo en España lo suficiente para la igualdad de la mujer rural?

Cuando todavía vivimos en una sociedad sin igualdad, no podemos decir que se haya hecho lo suficiente hasta el momento.

Lo que sí se puede apreciar en los últimos años es que las generaciones de hombres más jóvenes son cada vez más responsables a la hora de tratar a las mujeres como iguales. Gracias a una educación en igualdad y a la exaltación de estos valores desde edades tempranas, seremos capaces de construir la mentalidad de adultos responsables y tolerantes. Tenemos que seguir abordando esta educación en valores donde no se confunda igualdad con la falta de respeto y de educación. La identidad de cada uno de nosotros debe estar basado en la libertad y en la igualdad.

Hoy tenemos que seguir hablando de discriminación salarial, techos de cristal, violencia de mujeres. Tenemos además que seguir recorriendo el camino del respeto.

En España existen distintos programas públicos que fomentan la igualdad, se está intentando respaldar a la mujer para romper los techos de cristal de administraciones y empresas privadas, pero todavía existe un largo camino que recorrer para conseguir la igualdad real. Para ello AFAMMER sigue trabajando a diario desde hace 36 años, de forma incansable.

¿Cuáles son las principales acciones y objetivos de AFAMMER para 2019?

Durante el 2018 hemos llevado a varios programas que han resultado de gran éxito y que han tenido una gran acogida en toda España. Un programa de sensibilización para la lucha contra las adicciones, un programa para la prevención de la violencia de género, otro para el empoderamiento de la mujer rural y, por último, uno más para poner en valor el turismo rural “Turisabor”. Con ellos hemos llegado a centenares de mujeres, a las que hemos ofrecido herramientas para incorporarse al mercado laboral y emprender en muchos casos, proyectos de vida.

Además, con cargo a estos programas, hemos llegado a todas las comunidades autónomas con cursos y charlas, que han permitido a centenares de mujeres formarse en distintas áreas y competencias.

Para este año 2019 el reto que nos planteamos por delante es conseguir al menos unos resultados igual de satisfactorios para que las mujeres del medio rural estén cada vez más cerca de alcanzar esa igualdad real de oportunidades, y que permitan seguir apostando por desarrollar proyectos personales en él, sin miedo al aislamiento social.

 

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta