¿Cómo afecta la monilia al almendro?

Se manifiesta mediante la desecación más o menos rápida de la parte afectada, pudiendo en ocasiones ser confundida con los efectos de daños por heladas

El Boletín Fitosanitario de Avisos e Informaciones de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha informa en su último número sobre la monilia, un hongo que puede afectar a casi todas las partes del almendro, ramos, flores y frutos incluidos. Se manifiesta mediante la desecación más o menos rápida de la parte afectada, pudiendo en ocasiones ser confundida con los efectos de daños por heladas.

Los ataques sobre los ramos se caracterizan por la aparición de chancros parduscos que acaban con la desecación rápida de la parte apical del ramo. En flores y frutos el ataque se manifiesta mediante una desecación paulatina (pardeamiento, marchitez y desecación), quedándose los frutos adheridos al árbol, como momificados.

En aquellas parcelas con problemas habituales, si se cree conveniente, se puede realizar un tratamiento con fenbuconazol 2,5 % (Impala Star-Dow AgroSciences) y piraclostrobin 6,7 % + boscalida 26,7 % (Signum-Basf) en el momento de apertura de las primeras flores y con metil-tiofanato (Enovit metil-Sipcam y Cercobin 70-Certis) en este caso, debe consultarse momento de aplicación según producto. En parcelas muy afectadas, es recomendable repetir el tratamiento cuando comiencen a caer los pétalos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × cinco =