Las lluvias de esta Semana Santa aliviarán el déficit hídrico del campo de Castilla-La Mancha

En algunas zonas está previsto que sobrepasen los 60 litros por metro cuadrado

Con la llegada de las anunciadas lluvias los agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha respiran aliviados, y es que en algunos puntos de la región las precipitaciones durante los días de Semana Santa pueden sobrepasar hasta los 60 litros por metro cuadrado.

El secretario general técnico de ASAJA Castilla-La Mancha, Arturo Serrano, afirma que estas lluvias llegan algo tarde y no paliarán el déficit hídrico de algunas producciones, aunque son muy importantes para, por ejemplo, las brotaciones de los cultivos leñosos, así como para la recuperación de acuíferos, embalses, balsas y pantanos.

En el caso del almendro indica que en algunas zonas, como en la provincia de Albacete, Toledo y Ciudad Real, están muy perjudicados por las últimas heladas.

Serrano lamenta que a pesar de estas importantes precipitaciones algunas parcelas de cultivos herbáceos están ya muy dañadas, fruto de las escasas lluvias y de las altas temperaturas del pasado invierno.

Por último, afirma que el campo necesita agua para que los cultivos lleguen a la época de más calor, últimos días de la primavera y verano, con reserva de humedad en el suelo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

doce + quince =