Las hectáreas de cereal afectadas por sequía podrían superar las 700.000

En Castilla-La Mancha la provincia más afectada es la de Toledo

En la presente campaña, la irregularidad con la que se han producido las lluvias está ocasionando un siniestro de sequía con elevados daños, especialmente en Castilla y León. Durante la época de siembra, las precipitaciones fueron normales, propiciando una buena nascencia del cereal, pero en invierno la lluvia empezó a escasear hasta los meses de abril y mayo. Las últimas precipitaciones mejoraron las expectativas en cereales, pero se han alcanzado ya pérdidas irrecuperables en el 80% de la superficie asegurada de algunas zonas de Castilla y León, Toledo, La Ribera de Navarra y Bajo Aragón (Zaragoza).

Según señalan desde Unión de Uniones, Agroseguro ha puesto en marcha la planificación de las tasaciones y cuenta con más de 300 peritos sobre el terreno, preparados para realizar su labor a medida que se complete el secado del grano en determinadas zonas, donde todavía falta un mes para la siega. Unión de Uniones subraya que, con el objetivo de agilizar estas tareas, es importante que los asegurados remitan los partes de siniestro a Agroseguro con la mayor celeridad posible.

Hasta la fecha, se han recibido declaraciones de siniestro por sequía correspondientes a 150.000 hectáreas, aunque se estima que podrían llegar a superarse las 700.000, sobre todo tras las elevadas temperaturas registradas este fin de semana, que podrían mermar la producción de las zonas menos afectadas y aumentar la superficie siniestrada.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

tres + dieciseis =