Novedades en seguro de retirada y destrucción de cadáveres en ganaderías

En Castilla-La Mancha, en algunos casos, se producen aumentos importantes del coste

Desde el 1 de junio pasado, y hasta el 31 de mayo de 2020, se puede asegurar la Línea 415 del 40º Plan de Seguros Agrarios Combinados, que corresponde a la cobertura de la retirada y destrucción de animales muertos en las explotaciones ganaderas. Para este Plan, la línea presenta algunas novedades, particularmente en cuanto a tarifas, bonificaciones, recargos y penalizaciones.

Desde Unión de Uniones recuerdan que se trata de una cobertura que se puede contratar en una póliza independiente, pero que el ganadero tiene también la posibilidad de elegir como una garantía adicional en los seguros de explotaciones de las distintas especies ganaderas.

Realmente este seguro no es de obligada suscripción en el marco del Plan, ya que el ganadero puede tener contratado este servicio de retirada y destrucción de los cadáveres a través de las diversas empresas autorizadas a operar en cada Comunidades Autónomas; no obstante en la práctica, gestionar la retirada y destrucción de estos animales mediante la póliza contratada con dentro del Seguro Agrario, es la manera más barata de pagar este servicio, ya que ello permite que se puedan aplicar tanto las subvenciones que conceden el Estado a través de ENESA como las subvenciones o ayudas de las diferentes Comunidades Autónomas, señalan desde la organización agraria.

Coberturas

Se trata en realidad de un seguro de servicios, cuyo objetivo es facilitar a los ganaderos el cumplimiento de la normativa SANDACH para la gestión de los animales que mueren en la explotación, y que incluyen además la retirada de animales que mueren en trashumancia, durante el transporte al matadero u otros lugares de destino, o durante la estancia en certámenes o mercados. También incluye los sacrificios en la explotación decretados por la administración por motivos sanitarios.

En el caso particular de las explotaciones de ovino-caprino que habitualmente gestionen sus cadáveres a través de la alimentación de especies necrófagas, cuentan con una garantía parcial para cubrir las muertes masivas a causa de sacrificios sanitarios obligatorios.

Según el procedimiento establecido, el ganadero, ante un siniestro de muerte de animales, demanda el servicio de retirada al centro de recepción de avisos de la gestora que le corresponda o de AGROSEGURO, que encarga a la empresa designada, dicho servicio. La recogida de cadáveres comprende la retirada desde un lugar accesible para los camiones a la entrada de la explotación y su traslado hasta el lugar de destrucción de los mismos, cuyo coste está incluido en el seguro.

En general las explotaciones están obligadas a disponer de contenedores, salvo en ciertos casos, como en el bovino y équidos, por ejemplo, o en excepciones particulares que se aplican en algunas regiones.

Novedades para 2019

En el 40º Plan se han introducido algunas modificaciones. Seguramente las más relevantes tienen que ver con el coste de contratación, ya que se producen incrementos generales debido a la alta siniestralidad de los últimos años. Este aumento se va a trasladar de dos formas al asegurado en las tarifas y en las bonificaciones y recargos.

Para empezar, en aquellas Comunidades Autónomas y especies que presentan una siniestralidad más elevada, se producirán aumentos de las tarifas (aunque si hay siniestralidad baja, también se pueden dar rebajas). Para Castilla-La Mancha en algunos casos se producen aumentos importantes.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × tres =