Lorena García: “allá donde voy siempre pido vino de La Mancha”

El Departamento de Comunicación de la Denominación de Origen La Mancha entrevista a la periodista y presentadora guadalajareña

Su voz suena serena y pausada, con cristalina dicción (re)transmitiendo la misma seguridad que traslada a las cámaras. Nacida en Guadalajara, 37 años, alcarreña hasta el tuétano, defiende la identidad de los pequeños pueblos del Alto Tajo marcando la personalidad castellana de una provincia como Guadalajara, insertada en la comunidad castellano-manchega, que resiste la tentación fagocita y urbana de la gran Madrid.

Casada, madre de Mario, con menos de un año, Lorena García compagina familia y trabajo, con el esfuerzo añadido de ser madre, periodista y presentadora en una televisión de exigencias nacionales como Atresmedia.

Lectora y viajera, también aficionada al vino, fue Premio Joven DO La Mancha en 2016 en la faceta de comunicación, demostrando una vinculación personal con La Mancha y sus viñedos. Entre sus escapadas, no descuida visitar alguna bodega para disfrutar los encantos viajeros del ‘enoturismo”.

DO: Del mamá quiero ser periodista a mamá voy a presentar un informativo en Antena 3. ¿Qué queda y que ha cambiado en Lorena en todo este tiempo?

LG: Básicamente el cumplir tus deseos, del querer al estar, que es el cambio fundamental, porque la ilusión y las ganas siguen siendo las mismas.

¿Cuál es la pieza o el artículo de la que te sientes más orgullosa?

Es complicado. Yo creo que de todos los informativos que hago puedo sacar algo positivo. Recuerdo con muchísimo cariño mi etapa en Talavera de la Reina, sobre todo, cuando trabajé allí haciendo periodismo de calle. Estuve muchos años. Es una zona que quiero muchísimo, pueblos como Navalcán o Parrillas en los que siempre cubría tradiciones y fiestas y la gente me lo agradecía mucho. El cariño que encuentras cuando vas a los pueblos es algo muy especial.

¿Aquella noticia que más te ha desagradado presentar?

Por desgracia siempre tienes que cubrir sucesos o noticias desagradables, noticias tristes. Y en nuestra tierra, que hay pueblos muy pequeños, en los que todo el mundo se conoce, cuando tienes que contar la información teniendo al lado al vecino que lo ha sufrido es lo más desagradable.

Actualmente eres presentadora de A3Media, ¿cómo fue el cambio de dejar la televisión de Castilla-La Mancha y pasar a la plantilla de un medio nacional?

Bueno, en esencia es lo mismo. El periodismo siempre tiene que ser periodismo independientemente del lugar donde lo hagas. Con respecto a eso, sigo informando, haciendo lo que me gusta. Por lo demás sí que he notado muchos cambios. Era un reto fundamental. El día que te ofrecen hacer algo en una cadena nacional es un reto importantísimo. ¡Y yo fui a por ello!

Por cierto, empezaste en Antena 3, en agosto. Normalmente el verano es relajación y vacaciones pero en tu caso sinónimo de retos. Vuelves a estar al frente de Espejo Público.

Sí, ya llevo dos veranos y aquí estamos, disfrutando muchísimo. Es un programa de muchísima intensidad; son cinco horas prácticamente en directo. Me encanta el programa y por eso lo vivo y disfruto tanto, periodismo directo 100%.

Recientemente, además, has sido madre. Periodismo, televisión nacional y maternidad… suena al ¡más difícil todavía!

Es difícil compaginar todo. Ser mamá y mamá trabajadora siempre es difícil, da igual en lo que se trabaje. Al final son muchas horas y cantidad de trabajo, entonces tienes que intentar hacer equilibrios, tener a alguien que ayude con el peque en casa. La verdad que, cuando vuelves a casa, lo que más recompensa es abrazar a tu niño. Es difícil y muy bonito. En mi caso todo se complica por el horario. De momento lo llevamos bien.

Una de tus aficiones es desconectar viajando. ¿Cuál es tu lugar favorito de La Mancha?

No me puedo quedar con uno solo. Yo soy de Guadalajara, me gusta mi tierra y recomiendo visitar su entorno. Sí que es verdad que en La Mancha me han tratado siempre muy bien. Tengo un recuerdo muy bonito de Quintanar de la Orden, Campo de Criptana, Quero… Son municipios en los que me tratan genial y les tengo mucho cariño. Por otro lado, en Castilla-La Mancha tenemos la suerte de contar con ciudades como Toledo o Cuenca de las que debemos sentirnos orgullosos. Yo siempre digo que Toledo es una de las ciudades más bonitas de España y mejores del mundo. Y está en nuestra tierra. Entonces tenemos que presumir y venderlo, fomentar que venga a conocernos porque tenemos mucho que enseñar y mostrar.

Además, también eres aficionada al vino. ¿Has podido visitar alguna de sus bodegas? ¿Has catado algún vino de La Mancha?

Sí, por supuesto. He estado en varias bodegas. Allá donde voy siempre pido vino de La Mancha. Tenemos que intentar hacerlo, como digo, presumir de lo que tenemos. En el vino manchego está el esfuerzo de los agricultores, de trabajadores, de la D.O La Mancha. Ha ido subiendo puestos y se ha posicionado como uno de los mejores del mundo. En mi casa siempre hay vino de La Mancha. Es más, el día de mi boda hubo vino de La Mancha y fue una condición para quien dio el servicio de comida. Siempre que tengo un evento tiene que haber vino de la tierra. 

¿Blanco o tinto?

De tinto, sin duda. He probado blancos muy ricos de La Mancha pero reconozco que soy más de tinto.

En 2016 fuiste el Premio Joven Solidario 2016 en la faceta de comunicación de D.O La Mancha, ¿qué sentiste al enterarte de que habías ganado?

Recuerdo que cuando recibí la llamada me emocioné muchísimo porque además es un premio que tiene una carga, es un reconocimiento de mi tierra y no puedo estar más agradecida. Aparte, también tuve la ocasión de donar el dinero a una fundación con la que colaboro habitualmente, NIPACE, entonces tengo que dar ese doble agradecimiento a la Denominación: que pensaran en mí para el premio y que me permitiría contribuir económicamente a una causa tan importante. Luego, la noche de premios fue maravillosa.

Posteriormente- este año- has ganado el premio Antena de Plata 2019. Cuéntanos un poco de esta experiencia única.

Ha sido este verano y pensé lo mismo. Nunca me lo había imaginado. Encima supone todo un orgullo porque es un premio que te entregan compañeros de profesión, ellos deciden a quién otorgárselo, y que este año me eligieran fue una alegría tremenda y la noche fue muy bonita también.

Para cerrar, un brindis con un personaje histórico o literario para maridar una velada con tu vino favorito

Voy a ser algo más original y no voy a decir el Quijote. Me tomaría un vino de La Mancha, en los molinos de Campo de Criptana, con la princesa de Éboli, por barrer para casa, que Ana de Mendoza era de Guadalajara. Ese es mi maridaje: un personaje que tiene raíces de Castilla-La Mancha, con un buen vino de La Mancha y en un paraje tan espectacular como el cerro de Criptana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − ocho =