CCOO-Toledo no quiere ningún convenio salarial por debajo de 14.000 euros

Incluidos los del Campo y Vinícolas

CCOO-Toledo quiere para 2020 subidas salariales mínimas del 2% y ningún salario de convenio por debajo de los 14.000 euros. Así lo ha indicado la secretaria de Acción Sindical y Salud Laboral de CCOO-Toledo, Nuria Garrido, en la rueda de prensa ofrecida este lunes junto a la responsable de Organización, Mayte García, para hablar de los retos del sindicato en 2020 y de los objetivos en materia de negociación colectiva.

“En el 2019, el incremento salarial medio pactado en la negociación colectiva fue del 1,91%, muy cerca del 2% establecido en el Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC). Este año nos toca renovar cuatro convenios que perdieron vigencia el pasado 31 de diciembre, los de Vinícolas (1.200 personas afectadas), Campo (9.000), Comercio y Alimentación (7.500) y Aceites (1.000); a los que hay que añadir dos más que, por diferentes motivos, llevan años estancados (Madera y Panaderías)”.

“Seguiremos insistiendo en la subida de los salarios, por justicia social y porque es esencial para impulsar la economía y la creación de empleo, que es lo que ha hecho el SMI a pesar de los despidos que auguraba la patronal. Y es que garantizar el poder adquisitivo de los salarios es la única manera de que crezca el consumo, se reactive la economía y se cree empleo”.

“En todos los casos vamos a exigir subidas mínimas del 2%; y mayores en los casos de los sueldos más bajos porque no puede haber ningún salario de convenio por debajo de los 14.000 euros”, explicó Garrido, que recalcó que “vamos a poner todo el empeño en aprovechar la negociación colectiva para subir los salarios más bajos, para acabar con la precariedad y la pobreza laboral. Y allí donde haya subcontratación, temporalidad, parcialidad, abuso de ETTs y economía sumergida, habrá sindicalismo a la ofensiva”.

“Las mujeres y los jóvenes suelen tener una mayor presencia en los empleos peor remunerados. Por tanto, el compromiso de CCOO se dirige en particular a mejorar la situación salarial de estos colectivos. Las personas jóvenes asumen la precariedad y los bajos salarios como un peaje obligatorio para entrar en el mercado laboral. Y las mujeres, según ponen de manifiesto todos los datos, siguen sufriendo la brecha salarial en todos los tramos de edad y en todos los sectores”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − 16 =