La oportunidad de la generación fotovoltaica. El eje de desarrollo de los aparcamientos. Pablo Cuesta. PRAXIA.

La suma de tres factores, como son la gran competitividad de la tecnología fotovoltaica, la excelente radiación solar de España y una legislación adecuada a este desarrollo tecnológico permiten algo impensable hace pocos años, y es que ciudadanos y empresas puedan generar energía en sus casas, fincas o instalaciones a un coste inferior al que compran de la red.

En los próximos años veremos un gran número de estas instalaciones, que en términos anglosajones suponen un “win-win” (ganar-ganar) tanto para el ciudadano como para el país.

El ciudadano puede generar energía barata, transformando el gasto en energía que le paga a una compañía eléctrica por una inversión en un equipo de generación, es decir en un activo de su propiedad.  El país mejora su balanza comercial, ya que aprovecha sus recursos naturales, en este caso el sol, para reducir las importaciones de combustibles, generando una energía limpia, sin residuos, y basada en la generación descentralizada.

Las formas de instalación de esta energía pueden ser en suelo, en tejados existentes, o en aparcamientos o estacionamientos que pienso será unos de los ejes de desarrollo de estas miniplantas de generación. En los próximos años el parque automovilístico irá girando hacia soluciones eléctricas, que suponen un menor coste por kilómetro recorrido, así como una reducción de las emisiones contaminantes.

La creación de la infraestructura de puntos de recarga y “electrolineras” irá acompañado en muchos de los proyectos de marquesinas de generación eléctrica fotovoltaica. Básicamente, la funcionalidad de estos parkings fotovoltaicos es que permiten generar energía limpia en el mismo punto de recarga de los vehículos, a la vez que protegen y dan sombra a los mismos vehículos, permitiendo un menor gasto energético y de refrigeración.

Una ventaja de estas soluciones es que la energía generada puede servir para recargar el vehículo eléctrico o para consumirla en otras acciones, o para verterla a la red eléctrica.

Pablo Cuesta Cuetos

PRAXIA

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 4 =