¿Qué es, qué síntomas presenta y cómo se combate la verticilosis del olivo?

Esta enfermedad puede transmitirse a través del agua de riego, viento, restos de poda, hojas, plantones infectados, suelo…

El Boletín Fitosanitario de Avisos e Informaciones de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha informa en su último número sobre la verticilosis, una enfermedad que afecta al olivar.

Esta enfermedad está causada por el hongo Verticillium dahliae y tiene una amplia gama de plantas huésped. El hongo puede sobrevivir en el suelo en forma de microesclerocioas y sobre restos vegetales de plantas afectadas durante largo tiempo.

La enfermedad puede transmitirse a través del agua de riego, viento, restos de poda, hojas, plantones infectados, suelo, etc. por lo que se deben extremar las precauciones en el manejo de la explotación para evitar su propagación. La infección de la planta se produce principalmente a través de las raíces. Una vez infectada, el micelio del hongo pasa al sistema vascular y coloniza la planta.

Los síntomas que se observan pueden agruparse en dos tipos:

-Decaimiento lento: generalmente se manifiesta en primavera, produciéndose el momificado de las inflorescencias que permanecen adheridas a las ramas, y la caída de las hojas más viejas, quedándose las hojas más jóvenes secas sin llegar a caer.

-Apoplejía: este síntoma puede manifestarse desde principios de otoño hasta primavera, se produce una seca de brotes y ramas empezando desde la punta y avanzando hasta la base. Las hojas adquieren tonalidades marrones y se quedan adheridas a las ramas. En olivos jóvenes puede causar la muerte del árbol.

-Condiciones de temperaturas suaves y humedad elevada, lluvias o dotaciones altas de riego, favorecen el desarrollo de la enfermedad.

La sintomatología de esta enfermedad puede confundirse con problemas fisiológicos o ataque de otros patógenos que puedan afectar a la circulación de la savia o al sistema radicular, por lo que para un diagnóstico correcto debe hacerse un análisis del material vegetal.

Control de la enfermedad

Para el control de la enfermedad deben tomarse medidas de prevención y/o culturales que disminuyan el riesgo de infección y dispersión, entre las cuales se encuentran:

-Realizar plantaciones en suelos libres de Verticillium dahliae, realización de análisis de suelo previos a la plantación, así como la utilización de material vegetal sano.

-Elección de variedades menos susceptibles a la enfermedad.

-Favorecer la riqueza biológica del suelo mediante incrementos de la materia orgánica.

-Realizar una fertilización y control de riego adecuada.

-Extremar las condiciones de limpieza y desinfección de herramientas, aperos, maquinaria, que pudieran estar contaminados para no dispersar la enfermedad por la parcela.

-Realizar una fertilización y control de riego adecuados.

-Reducir las labores que puedan causar heridas en las raíces y dispersión del inóculo en la parcela.

-Para disminuir inóculo eliminar las partes del árbol que puedan estar afectadas, así como restos vegetales (hojas y ramas caídas) mediante la quema y no picar madera de árboles afectado ni incorporarlos a la parcela.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 × dos =