El consumo de cordero en hogares españoles acentúa su caída

Desciende un 40% ‘per cápita’ en la última década

La carne de ovino y caprino fresca consumida en los hogares españoles, que es mayoritariamente carne de cordero, continúa en caída libre. Los últimos datos del Panel de Consumo Alimentario, que elabora el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA), confirman el descenso que se sigue produciendo en el consumo. Con los últimos datos del pasado mes de octubre, en el periodo interanual que transcurre entre noviembre de 2018 y octubre de 2019, se consumieron en los hogares españoles un total de 61,5 millones de kilos de carne de ovino y caprino, lo que significa una caída del 5,8% frente a los 65,3 millones del anterior año móvil de noviembre de 2017 a octubre de 2018. Este porcentaje de caída es más importante que en años anteriores, lo que acentúa su crisis.

Por lo que respecta al valor económico, también se ha experimentado una reducción, en este caso con una importancia porcentual mayor. De noviembre de 2018 a octubre de 2019, la carne de ovino y caprino consumida tuvo un valor de 670,8 millones de euros, lo que significa una caída del 7,4% frente a los 724,6 millones del año móvil anterior.

Además del volumen total de carne comercializada y el valor económico, uno de los datos que aporta más claridad al análisis de la realidad del cordero es el consumo ‘per cápita’ que se obtiene en el último año. En la actualidad, ese dato se encuentra en 1,34 kilogramos de cordero consumidos por persona y año en España. Esa cantidad es inferior a los 1,43 kilos del ejercicio anterior. Si se realiza la comparación con el año móvil de noviembre de 2008 a octubre de 2009, hace una década, el descenso es de casi el 40%, ya que entonces se consumían 2,20 kilos de carne de ovino ‘per cápita’.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + doce =