El Ministerio de Agricultura cifra la caída de precios agrarios de 2019 en un -4,16%

A los efectos de la actualización de las rentas de los arrendamientos rústicos

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publica este lunes la Resolución de 5 de mayo de 2020, de la Subsecretaría del Ministerio de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural por la que se publican los índices de precios percibidos por los agricultores y ganaderos en 2019, a los efectos de la actualización de las rentas de los arrendamientos rústicos, que fija que el índice general de precios percibidos por los agricultores y ganaderos cayó un -4,16% el año pasado.

Unión de Uniones apunta que este recorte es mayor que los datos que el Ministerio ofrecía en sus dos primeras estimaciones, publicadas en diciembre y enero pasado.

Informa, asimismo, que la actual legislación sobre arrendamientos rústicos prevé que las partes podrán acordar en un contrato que la actualización de las rentas a pagar podrá ligarse a la evolución del índice de precios percibidos por el agricultor que calcula el Ministerio de Agricultura; aunque no necesariamente tiene que utilizarse este factor y arrendador y arrendatario pueden pactar cualquier otro sistema de actualización.

Para aquellos contratos de arrendamiento que vinculan la renta a pagar anualmente con el índice de precios percibidos, el Ministerio de Agricultura publica cada año, la tabla correspondiente, tanto para el conjunto de producciones agrícolas y ganaderas, como separadamente por cultivo o aprovechamiento.

Para el año 2019 el índice general habría bajado, con los datos del Ministerio en la mano, un -4,16 %, diferenciando en una bajada del -8,81% para los productos agrícolas, un aumento del +2,22% para los productos animales (carnes de abasto) y un recorte del -1,9% para los productos ganaderos (leche, huevos, lana). Además, publica también cómo han evolucionado los índices de precios producto por producto, marcando los descensos más importantes para aceite, vino, frutas o leguminosas en los sectores agrícolas y para la avicultura, tanto de carne como de puesta, en la ganadería. Por su parte, los aumentos mayores serían para cultivos forrajeros y carne de porcino y de conejo.

Unión de Uniones incide en que este mecanismo de actualización solo es aplicable a aquellos arrendamientos que así lo tengan pactado. El resto se regirán por las propias estipulaciones acordadas en el contrato.

Los datos que ofrece ahora el Ministerio en su Resolución empeoran los cálculos de sus dos primeras estimaciones para 2019, realizadas en diciembre y enero pasado. En la primera estimación de diciembre, la bajada de los precios agrarios que daba era del -3,0% en total, y del -6,0 % menos para la producción vegetal, con un incremento del 1,4% para la producción animal.

Poco después, en enero 2020, se corregía esta primera estimación con una segunda que mejoraba los datos, con una caída general del -2,6%, siendo del -5,7% para la producción vegetal y una subida del 2,1% para la producción animal.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

1 + 4 =