“La lacra del campo: intermediarios, especuladores y la habitabilidad”

CCOO Albacete apela a la responsabilidad de los empresarios de la vendimia

La secretaria general de CCOO Albacete, Carmen Juste, junto a Itsaso Cortés, en representación de CCOO-Industria Albacete, han analizado la situación de la campaña de la vendimia 2020, profundamente marcada por la crisis sanitaria ocasionada por la COVID-19.

Juste ha destacado la importancia de la industria agroalimentaria, en particular la vitivinícola para generar riqueza y empleo en la provincia “la agricultura en Albacete supone más de un 9% del PIB. La producción de uva en la provincia de Albacete en 2019 alcanzó las 460.000 toneladas. Si analizamos el impacto de la vendimia en la afiliación a la seguridad social en la provincia de Albacete se sitúa en torno a las 4.000 personas, la mitad de ellas de origen extranjero”.

Así mismo, Juste ha hecho referencia a los datos del paro del mes de agosto “el 51% de los contratos realizados fueron en el campo y la mayor parte a personas extranjeras.  El 48% de las personas que se incluyen en el regimen general agrario son extranjeras”.

“El viñedo tiene un carácter vertebrador del territorio en Castilla-La Mancha; en los municipios de Albacete con más viñedo, durante el periodo 2001-2017 la población subió más de un 10%, frente a un descenso del 10,24% de los municipios sin viñedo; un impacto socioeconómico que también se traslada a las industrias de fabricación de bebidas que en el conjunto de la región en 2018 generaron una cifra de negocios de 2.568 millones de euros, sin duda, buena parte de esta cifra fue generada por las bodegas de Albacete” ha remarcado Juste.

En relación a las condiciones salariales de los trabajadores del campo, en concreto de los temporeros en la campaña de la vendimia, Juste ha destacado que existen agravios comparativos entre las distintas provincias “en Albacete cobran 54,28 euros brutos/ día, Toledo 60,07, Ciudad Real 43,31 y en Cuenca 54,23. Los salarios pagados en el campo apenas suponen el 10% de la riqueza total generada por el sector”.

Así mismo, Juste ha incidido sobre la precariedad que sufre este colectivo sometido a extenuantes jornadas de trabajo y explotación por parte de los intermediarios que “se llevan la mitad del salario de los temporeros. Un peón agrícola que debería trabajar 8 horas, que en ningún caso es así, debería cobrar 59 euros/día, más los desplazamientos, según el convenio del campo. Durante esta campaña hemos detectado que los temporeros han cobrado 27 euros/ día, muy por debajo de lo que marca el convenio”.

Además, Juste ha instado a las administraciones y empresarios a buscar soluciones para dar una vivienda digna a los temporeros “las administraciones públicas tienen que solucionar conjuntamente con el empresariado agrícola el problema que hay con los asentamientos ilegales. Es una obligación que tienen, no pueden mirar para otro lado”.

Juste ha hecho referencia a países vecinos como Francia que “han puesto solución al problema de la habitabilidad. Tenemos que mirarnos en países como Francia para buscar una solución definitiva al problema de los trabajadores del campo”.

Por su parte, Cortés ha indicado que el perfil de las personas que trabajan en la vendimia es diverso en la provincia de Albacete “en ciertas zonas siguen siendo mayoritarias las tradicionales cuadrillas familiares, y en otras la contratación de personas trabajadoras por medio de intermediarios, ya sean empresas de trabajo temporal (ETT) u otros de dudosa legalidad”.

Cortés ha expuesto que “tras la regulación por el Tribunal Supremo de los fijos discontinuos, la repetición en la prestación de servicios de un trabajador en la misma explotación en distintos años implica la adquisición de esta condición. Por lo tanto, resultan ilegales los mecanismos de contratación que utilizan las ETT del campo, que en ocasiones, solicitan vidas laborales a los temporeros para rotarlos entre explotaciones de año en año y así sortear esta cuestión legal”.

“CCOO-Industria Albacete hace años que venimos reclamando unas condiciones de trabajo dignas para las personas trabajadoras del campo, para las y los temporeros; hemos detectado irregularidades con respecto a los salarios y fraudes en las cotizaciones a la seguridad social, dando de alta a los trabajadores menos jornadas reales, a menudo ni la mitad de las que efectivamente realizan. Por no hablar de las extenuantes jornadas, que superan con creces lo establecido en convenio, o las personas que trabajan sin contrato” ha dicho Cortés.

“A esta problemática hay que añadir la diversidad de salarios que existen a nivel regional, fruto de los distintos convenios sectoriales provinciales. CCOO exigimos un salario de campaña regional, o un convenio regional del campo, que permita una regulación equilibrada de los trabajadores de este sector en toda la región y evite la discriminación que existe a día de hoy”.

Así mismo, Cortés ha puesto el foco en la problemática del alojamiento, instando a la parte empresarial a asumir su responsabilidad. “No es admisible contratar al intermediario y ponerse la venda en los ojos.  Hace tiempo que venimos proponiendo la creación de una red de albergues en las localidades en las que se encuentran las explotaciones agrícolas y vitivínicolas, que sirvan en la temporada de recolección como alojamiento con garantías para los temporeros, y cuyo coste sea asumido por los empresarios”.

“No podemos pasar por alto que las negligencias en materia de habitabilidad han dado lugar a una oleada de racismo en nuestra provincia, generando que las contrataciones de personas migrantes sean menores durante esta campaña, ya que en muchas localidades rechazan su presencia” ha matizado Cortés.

Cortés ha reclamado soluciones inmediatas en materia de vivienda para los trabajadores y trabajadoras migrantes. “No es de recibo que como consecuencia del desentendimiento de la patronal de las condiciones de vida de estas personas, se hayan dado los brotes de COVID-19 que han sucedido este verano, obligando a la administración a intervenir y a asumir los costes”.

“Con el reciente cierre de los pabellones de Vereda y Feria, que alojaban temporalmente a los migrantes tras el desalojo de los asentamientos de la carretera de las Peñas, nos enfrentamos a un futuro tremendamente incierto para los temporeros. Condenar a estas personas a vivir en la calle, aparte de vulnerar sus derechos humanos, puede traer graves consecuencias para la provincia, tanto en materia sanitaria como en el sector agrario. Queremos recordar a la patronal que estas condiciones de vida infrahumanas pueden generar que muchas personas migrantes decidan no venir a trabajar a nuestra provincia”.

Para concluir, Cortés ha advertido que “CCOO-Industria Albacete estamos vigilantes y seguiremos denunciando las irregularidades en nuestro campo, porque Albacete necesita, ahora más que nunca, condiciones de trabajo y de vida dignas para las personas que trabajan en el campo”.  

1 COMENTARIO

  1. La solución es clara. Mecanizar todo el viñedo y que no se produzcan todas esas injusticias que ustedes denuncian. Los temporeros cada uno a su casa y que nadie les explote. Yo solo tengo una viña que recoger a mano y desde la subida de los jornales y el ruinoso precio al que tenemos que vender la uva lo tengo claro; arrancarla y volver a plantar otra cableada y no volver a contratar ni un jornal de vendimia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 5 =