Yo defiendo al lobo. WWF

Perseguido, temido y acusado sin razón, el lobo es una joya de nuestra fauna y un gran aliado de la sociedad. Descubre por qué y defiéndelo.

El lobo ibérico no es culpable. No es el malo del cuento ni un feroz enemigo al que temer. Todo lo contrario, en WWF defendemos su inocencia y queremos contar la verdad del lobo: que juega un papel ecológico insustituible e impagable para la sociedad y para el mundo rural y que es vital para conservar la naturaleza y su equilibrio.  Por eso te invitamos a firmar y difundir nuestro manifiesto Todo lo que el lobo nos da en defensa del lobo.

Yo defiendo al lobo

  1. PORQUE NI ES FEROZ NI ES UNA AMENAZA PARA LAS PERSONAS. A pesar de la leyenda negra que les persigue, los lobos ibéricos son muy tímidos y rehúyen a los seres humanos. Es un animal inteligente, muy social, que no caza por diversión o deporte sino para alimentarse a sí mismo y a su manada, con la que se comporta de forma solidaria: cuando es necesario, el clan familiar adopta a los cachorros huérfanos, alimenta a las hembras lactantes y a sus crías y cuida de los más viejos y débiles para evitar que se pierdan o mueran de hambre.
  2. PORQUE ES UNA JOYA DE LA FAUNA EUROPEA. El lobo ibérico es una subespecie exclusiva de la Península Ibérica, un símbolo de la naturaleza salvaje amenazada y parte de nuestro patrimonio cultural, presente en nuestra literatura, nuestras canciones y nuestras leyendas.
  3. PORQUE MANTIENE LOS ECOSISTEMAS SANOS Y EN EQUILIBRIO. El lobo ocupa la cima de la pirámide ecológica y cuando es eliminado, las poblaciones de sus presas crecen sin límite y el ecosistema se desequilibra. Pero también ayudan a muchos otros animales que igualmente desempeñan un papel importante y que aprovechan las carroñas que el lobo deja en el campo.
  4. PORQUE PRESTAN IMPORTANTES SERVICIOS A GANADEROS Y AGRICULTORES. Aunque el lobo es sobre todo un cazador de ciervos, corzos o jabalíes, cuando estos escasean o encuentra en su territorio rebaños no protegidos y que, por tanto, resultan una presa fácil pueden a atacar al ganado por lo que es necesario prevenir y atajar los daños adecuadamente. Aun así, lo cierto es que el lobo es responsable de menos del 1% de los daños al ganado extensivo, ya que la mayor parte de las bajas se deben a la climatología o enfermedades.

Contrariamente a lo que parece, el lobo presta muchos servicios gratuitos, pero menos visibles a ganaderos y agricultores y, en general, al mundo rural:

Sanitarios de la Naturaleza

Los lobos, junto con otros carroñeros como los buitres, son eficaces sanitarios de la naturaleza que devoran rápidamente los cadáveres de los animales que encuentran en el campo, evitando el contagio de enfermedades.

Eliminan los ciervos y jabalíes enfermos de tuberculosis, controlando así de forma gratuita esta peligrosa enfermedad que cada año infecta a miles de vacas y que cuesta millones de euros en campañas de saneamiento a todos los ciudadanos y enormes pérdidas económicas a los ganaderos.

Es el único animal capaz de mantener a raya a las poblaciones de jabalí que pueden transmitir la peste porcina africana, una enfermedad que está avanzando desde el este de Europa, obligando a sacrificar la cabaña porcina a su paso.

Reguladores de poblaciones

Los lobos controlan el número de ungulados salvajes y los obligan a desplazarse continuamente, evitando el sobrepastoreo y permitiendo la regeneración del pasto para el ganado.

No toleran competidores en su territorio y por eso mantienen a raya a los perros asilvestrados que pueden ocasionar daños a la ganadería, así como a zorros y otros carnívoros.

Cazan miles de jabalíes y ciervos, que se adentran en las ciudades y son causa de numerosos accidentes de tráfico.

Imán para el turismo rural

El turismo alrededor de grandes carnívoros como el lobo está en auge en todo el mundo, aportando riqueza y creando oportunidades de empleo en el mundo rural.

  1. PORQUE HAY MENOS LOBOS DE LOS QUE SE PIENSA. Perseguido a sangre y fuego, el lobo fue prácticamente extinguido hace unas décadas de nuestro país y hoy ya solo habita en una tercera parte de sus antiguos dominios, aunque por suerte en los últimos años ha empezado a colonizar nuevos territorios.

A pesar de todo lo que el lobo nos da sigue siendo perseguido e incluso cazado como un trofeo cinegético. Por eso es urgente recordar su papel vital en la conservación de la naturaleza y todos los beneficios y los servicios ecosistémicos que el lobo nos presta de forma gratuita.

Defendemos al lobo y pedimos el fin de su persecución, el reconocimiento legal que merece, la aprobación de planes para su conservación y recuperación y un cambio real en el modelo de gestión que permita su coexistencia con la ganadería extensiva y el mundo rural. 

Si tú también defiendes al lobo…

Apoya este manifiesto con tu firma y compártelo con todos tus contactos.

WWF

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dos × 2 =