Dehesas, espacios para aves esteparias o entornos fluviales estarán en Red Natura 2000

En Castilla-La Mancha

El Gobierno de Castilla-La Mancha, a través de la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha confirmado su apuesta por la conservación de la biodiversidad en la región “como herramienta que contribuye a medir un verdadero desarrollo sostenible”, como ha indicado José Luis Escudero en la inauguración del I Congreso Español de Botánica.

De esta forma, lo ha manifestado el consejero apuntando que este Gobierno, desde que se creó la Consejería de Desarrollo Sostenible, ha llevado a cabo múltiples acciones para conservar la diversidad biológica de la región, tanto flora como fauna. Y en esta línea, dentro de los objetivos marcados en el Pacto Verde Europeo, se está trabajando en la ampliación de la Red Natura 2000 en el territorio regional.

Una declaración que se hará sobre la base de criterios técnicos, priorizando los hábitats más relevantes que aún no estén protegidos o suficientemente representados en Red Natura 2000 y que sean hábitats de especies muy amenazadas, apostando por la conservación y recuperación de la biodiversidad. Y donde se incluye, por ejemplo, hábitats como la dehesa, espacios importantes para las aves esteparias o entornos fluviales entre otros.

Pago voluntario por Servicios Ambientales

También ha avanzado que la Consejería trabaja en un modelo de pago voluntario por Servicios Ambientales para promover la compensación voluntaria de la huella ecológica de ciudades y empresas a través del reconocimiento del valor de la biodiversidad y otros servicios de los ecosistemas naturales de Castilla-La Mancha.

Plan de Infraestructura Verde de Castilla-La Mancha

Escudero se ha referido asimismo al trabajo que se está realizando desde la Dirección General de Medio Natural y Biodiversidad en la actualidad para presentar dos próximos planes de especial relevancia para la Comunidad Autónoma. Por un lado, el Plan de Infraestructura Verde de Castilla-La Mancha, “para el cual esperamos tener un primer borrador en 2022”.

Este proyecto, como ha explicado el consejero, forma parte del Plan nacional que pretende conectar espacios y zonas de máximo interés como Red Natura 2000. “Se pretende reforzar aquellos elementos de biodiversidad que garanticen la consolidación de corredores ecológicos importantes para la fauna y flora, lo cual es fundamental en el contexto actual de cambio climático, garantizando la conexión entre espacios y territorios de gran valor, evitando su aislamiento desde un punto de vista geobotánico o ecológico”, ha apuntado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 − seis =