Advierten sobre el “complicado momento” de 1.500 ganaderos de Castilla-La Mancha

Desde UPA

La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos de Castilla-La Mancha ha explicado el “complicado momento” que atraviesan los ganaderos sin pasto de la región y cómo podría complicarse mucho más con la nueva Política Agraria Común (PAC), que está pendiente de aprobación.

El secretario general de UPA Castilla-La Mancha, Julián Morcillo, ha explicado que unos 1.500 ganaderos de ovino sin pasto, “que pastan en las rastrojeras o en los barbechos”, están abocados a la desaparición si no se toman medidas urgentes. Esta situación se le ha comunicado tanto al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, a través de UPA estatal, así como a la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural.

Morcillo ha indicado que se trata de un modelo de explotación de pastores tradicionales, que no tienen tierras de pastos, sino que lo hacen en las zonas de barbecho y rastrojeras. Esta situación afecta a unos 1.500 ganaderos de ovino en extensivo, “un modelo muy nuestro, muy de La Mancha. Llevamos dentro el respeto y orgullo de estas personas, con un trabajo y una vida tan sacrificada, a quienes vemos a diario por los paisajes de La Mancha”.

Tras la conferencia sectorial de la PAC celebrada en fechas recientes los pastores tradiciones quedan en una situación complicada, “queremos convencer al Ministerio y a la Consejería de que son necesarias ayudas adicionales. Si no, parte de ellos serán expulsados de su actividad”. En concreto, Morcillo ha indicado que no es cierta la afirmación del ministro al indicar que todos tendrían opción de elegir un ecoesquema. “Los ganaderos que no tienen tierras de pastos, que pastan en tierras de barbecho o rastrojeras de otros agricultores, no tienen la opción de acceder. Y esto supone el 23 % de las ayudas directas”.

El responsable de la organización agraria ha explicado que, al no tener base territorial en sus explotaciones, no podrán ver compensada su PAC con los pagos redistributivos “o de forma insignificante”. Además, el que haya establecido un ecoesquema pastoreo complica la situación en Castilla-La Mancha, pues la propuesta “no incluye la que hoy cobran nuestros ganaderos, que significa hasta 6.000 euros, una cantidad más a la reducción que posiblemente sufrirán”.

Si a esta situación se le suma el hecho de que en la convergencia de 2023/2026 “por las características de las explotaciones, también sufrirán pérdida importante de la convergencia de sus derechos”, ha dicho Julián Morcillo que ha remarcado que “las explotaciones se llevarán un tremendo palo. Incluso pueden quedar fuera del sistema”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciseis − cinco =