¿Cómo afecta el frío a los tractores y cómo combatirlo?

Aceite, combustible y batería son los más sensibles a las bajas temperaturas

En esta época del año el intenso frío aparece en muchas zonas, afectando a todo tipo de maquinaría, incluidos los tractores. Y es que con el clima frío el aceite se convierte más denso, por lo que la bomba sufre más para llevar a circular el lubricante por todo el motor, por lo que queda expuesto a la fricción y al incremento de la temperatura que este genera, dejando el motor a merced de una avería.

Desde Repuestos Fuster, aportan una serie de consejos y recomendaciones para el uso y cuidado del tractor en invierno, advirtiendo de que el frío puede ser realmente perjudicial para los tractores, ya que sin una protección adecuada pueden verse seriamente afectados y entonces habrá que afrontar reparaciones que no serán económicas.

Por ello, durante el invierno recomiendan que el tractor permanezca aparcado bajo techo o, si no es posible, cubierto por una lona protectora cuando no se use, ya que independientemente de que se emplee un buen anticongelante, el frío excesivo y la humedad pueden dañar diferentes partes de su estructura, tanto a nivel superficial como interno.

Además, recuerdan que la nieve es agua y puede terminar por corroer piezas de los vehículos que estén más expuestos a la humedad.

Aconsejan también que si el tractor es de gasolina y va a permanecer parado durante el invierno se vacíe el depósito, dejándolo en marcha hasta que la cantidad de combustible residual se elimine por completo del sistema.

Por el contrario, si el tractor usa diésel la recomendación dicta que el depósito no debe nunca vaciarse en caso de que el aparato vaya a quedar parado ni dejar que el combustible se termine completamente si el motor va a ser puesto en marcha.

En todo caso, tanto en el caso de la gasolina como del diésel, resulta recomendable utilizar aditivos para combustible que eviten la condensación y faciliten el arranque.

La batería

La batería es uno de los elementos que más pueden verse afectados por el frío extremo del invierno. Esta puede congelarse o, si el tractor permanece parado, se corre el riesgo de que se descargue completamente. Ante esta situación, resulta indispensable comprobar que la carga es correcta y que el líquido esté en su nivel adecuado.

Si el tractor va a estar aparcado durante todo el invierno, es recomendable desconectar la batería para evitar que cualquier elemento que pueda drenar corriente termine por agotarla.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

1 + trece =