Trabajan en probar la suelta de conejos híbridos en Castilla-La Mancha por parte de la administración regional

Indican que además de devorar los cultivos pueden transmitir enfermedades

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha ha conseguido que La Mancha se vuelque con el “Estudio Científico del Conejo Híbrido” que está promoviendo con expertos zoólogos y biólogos. Este jueves se daba a conocer el desarrollo del informe en Mota del Cuervo (Cuenca).

Durante el acto, representantes de la organización agraria afirmaban que la voracidad de este conejo afecta a 258 pueblos de la región de sus cinco provincias.

El zoólogo encargado del estudio científico, Fernando García-Solís, informó ante unos 200 asistentes que las primeras conversaciones arrancaron hace casi un año, y desde hace cuatro meses se está trabajando en una fase de diseño y metodología en colaboración con laboratorios y genetistas para realizar los análisis de las distintas subespecies de conejos que campan en la región.

“Todo apunta a que es un conejo híbrido y, según conversaciones con afectados y visitas de campo, hay un alto porcentaje de conejos híbridos que están afectando gravemente a las cosechas. El objetivo es que tras la toma se verifique con una publicación científica”.

Implicación de los agricultores

En este sentido, el presidente de la Unión de Uniones de Castilla-La Mancha, Andrés García Vaquero, y el presidente de la Junta de Propietarios de Mota del Cuervo, Miguel Ángel Castellano-Pérez, pidieron que “los agricultores se impliquen activamente para realizar este muestreo y toma de datos y así probar lo que todo apunta a que es una evidencia: nuestros campos están arrasados por una plaga de conejos. Pedimos que todos los pueblos de emergencia cinegética se sumen al apoyo del estudio y recogida de muestras, para cuando declaren plaga que estén incluidos en ella”, apuntaba García Vaquero.

Así, Unión de Uniones de Castilla-La Mancha ha puesto en marcha un sistema de toma de recogida de datos genéticos de los conejos en colaboración con los agricultores de la región. “Todos los agricultores afectados pueden ponerse en contacto con nosotros para organizar este muestreo y poder llevar a cabo los análisis genéticos”.

“Este conejo es un parásito que devora nuestras cosechas”

El responsable de la Plataforma en Defensa de la Agricultura y Ganadería Ecológica de Castilla-La Mancha, Anastasio Yébenes, señaló que “combatimos un conejo híbrido. No es el conejo de campo autóctono. Estamos haciendo frente a un conejo que le gusta estar y vivir en los cultivos y se comporta como un parásito que devora nuestras siembras, almendros, pistachos, viñas olivos… todo. Lo que queremos demostrar es lo que los agricultores sabemos desde hace años, porque hemos visto conejos hasta de colores”.

“Ante la pasividad de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural y la Consejería de Desarrollo Sostenible que hacen oídos sordos a la invasión provocada, hay que tomar soluciones, y esto pasa por demostrar que es un conejo invasor…” afirmó Yébenes.

Del mismo modo, quiso resaltar, además, que el agricultor es el principal valedor del medio ambiente: “claro que vamos a favor del lince y del águila imperial y de todas estas medidas que impulsa la Junta, pero se han pasado de frenada y les vamos a demostrar que lo único que han conseguido con sus políticas desordenadas medioambientales es la alteración del ecosistema”.

Suelta de un conejo invasor

Yébenes afirmó que “hay que demostrar que la administración ha estado autorizando la suelta de un conejo invasor que ha roto el ecosistema y lo estamos pagando los agricultores. Cuando lo demostremos científicamente, y si hay que ir a la justicia iremos, la Junta no solo va a tener que declarar plaga, sino indemnizar todos los daños que ha causado”. “El gobierno de Page no puede seguir financiando con dinero de Europa la introducción de un conejo invasor que arrasa con los cultivos”, afirmaba.

3.000 casos de leishmaniosis

Andrés García Vaquero, además, puso el acento en los problemas de sanidad pública que se empiezan a constatar. “Este conejo no solo es malo para la agricultura y el medio ambiente, sino que es un problema sanitario para la población. En el hospital de Fuenlabrada (Madrid) están registrados más de 3.000 casos de leishmaniosis en personas, porque en un parque de allí hay miles de conejos que están transmitiendo la enfermedad a las mascotas, y las mascotas a las personas. Y estamos hablando del mismo conejo híbrido que está arrasando los cultivos de nuestra región”, concluyó con el objetivo de advertir a las autoridades sanitarias de los posibles daños derivados a los que hacer frente, si no se pone freno a la plaga.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

10 + nueve =