Una PAC sin vergüenza alguna. Unión de Uniones de Castilla-La Mancha

UE

Se pretende desde el Ministerio de Agricultura y la Unión Europea que los agricultores siembren en otoño de 2022 sin conocer las condiciones de la futura PAC que se espera esté publicada para 2023.

La inseguridad jurídica, sumada al recorte de la PAC, el aumento de las exigencias ambientales, y la subida de costes con precios en origen aún por debajo de los costes de producción acercan la realidad del cierre de explotaciones y abandono de agricultores y ganaderos.

La pérdida de la soberanía alimentaria ya ha sido experimentada puntualmente y ha acarreado una crisis de abastecimiento y una subida de precios de productos alimentarios sin precedentes.

Las declaraciones de La Unión de agricultores y ganaderos de Castilla-La Mancha sobre la reforma de la PAC, aún no publicada, dicen ser un galimatías. Más alarmante es la situación dado que ha publicado el Ministerio de Agricultura una nota aclaratoria que es aún más ininteligible.

Dicha nota aclaratoria no versa sobre una reglamentación ya publicada, si no sobre un borrador al que han presentado alegaciones prácticamente todos los afectados. Según esta nota aclaratoria, se pasa de cobrar un pago verde por toda la superficie con exigencia moderada a, si se quiere cobrar por la misma superficie, deber cumplir unas condiciones leoninas.

Aun así, recibirán los agricultores y ganaderos menor importe en conjunto, a pesar de un aumento considerable en los costes que suponen los eco regímenes, pues el presupuesto de la PAC sufre un importante recorte.

Pretenden desde la Unión Europea, el Ministerio de Agricultura y las comunidades autónomas que incumplamos la legislación vigente para adaptarnos a una aún no publicada y que por tanto es imposible esté en vigor. Todo esto sin contar con la inestable situación internacional, en la que ya se ha visto como la guerra de Ucrania ha provocado modificaciones de la norma, y que podría suponer futuras modificaciones de la nueva PAC antes de su publicación.

Como ejemplo preocupante los pastos: la nota aclaratoria aporta varios casos teóricos e informa de su posible futura legislación, pero omite decir que las U.G.M. (unidad de ganado mayor) sufren una importante rebaja respecto a su actual equivalencia. El Ministerio omite y al omitir engaña, por tanto, miente a los ganaderos. E igual que miente a éstos, lo hace con los agricultores. Como ejemplo los cultivos mejorantes: hablan de ellos y de porcentajes obligatorios sin estar publicada una lista exhaustiva de cuáles son. Pretende el Ministerio que los agricultores realicen una siembra con carácter retroactivo. Pasarán meses desde la fecha normal de siembra hasta la publicación de la normativa. Después, si no se cobra la PAC será culpa del agricultor, ya que el Ministerio se lavará las manos.

¿Creen los políticos que pueden hacer esto impunemente porque no podemos deslocalizarnos, como ya hicieron las fábricas de coches, textiles, etc., marchándose a otros países con menores exigencias legales?

No se confíen desde el Gobierno, una explotación agropecuaria no se puede marchar a otro país, pero puede cerrar obligada por las malas políticas. Ya han escaseado alimentos con una pequeña guerra en el más remoto rincón de Europa. Si la agricultura y la ganadería desaparecen en la Unión Europea, vendrá la escasez y después el hambre. No estamos tan lejos como nos creíamos de qué esto pueda ocurrir.

Unión de Uniones de Castilla-La Mancha

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

cinco × dos =