Cómo llevar a cabo un proyecto viable del cultivo del pistacho y qué evitar para hacerlo rentable

pistachos

En Castilla-La Mancha el cultivo del pistacho ha experimentado un incremento exponencial en sus plantaciones.

En 2022 este cultivo en la región se ha multiplicado por doce en los últimos años y supera ya las 53.000 hectáreas de las 60.000 totales que se estima que haya en todo el país, número que pronto será superado por el crecimiento continuado que está experimentando.

Desde Solagro, empresa especializada en ingeniería agroalimentaria en Castilla-La Mancha, dan una serie de consejos para hacer rentable este cultivo

“Unos de los problemas principales del sector es que la gente está empezando a invertir e incluso a montar sus plantas procesadoras sin los criterios y estándares de calidad necesarios. Es preciso, por tanto, profesionalizar el diseño, agrupar producciones, apostar por la calidad y una industria de alto valor tecnológico para lograr un pistacho de calidad y adaptado al mercado”, puntualiza Javier Martín, responsable de proyectos de ingeniería de pistacho en Solagro.

En este sentido, el ingeniero destaca que “para que todo funcione, hay que tener muy claros los procesos y los criterios de calidad que el mercado te está exigiendo, tanto fisicoquímicos como microbiológicos”. “Si tú tienes claro lo que te pide el mercado, vas a saber dimensionar tu instalación”, apunta.

Según su experiencia, en muchas ocasiones los agricultores creen que todas las partidas del pistacho se van a vender a un mismo precio, y esto no es así, “hay que tener muy claro el proceso y las pérdidas que se dan durante todas las etapas. Por ello, para que el pistacho sea rentable y se ajuste a la realidad, hay que tener, además, un asesor de campo experimentado en la materia que te ayude en los diferentes procesos, sobre todo, en el momento óptimo de la recolección para no castigar a las plantaciones, que serán las que te garanticen el éxito en los próximos años”.

¿Cómo llevar a cabo un proyecto viable?

Para saber si un proyecto es viable o no, hay que seguir una serie de pasos. “Lo primero que hacemos es ver qué cantidades estima el cliente procesar, para, posteriormente, fijar qué calidades puede tener. Estas calidades regirán sobre los precios de venta al mercado y cuando diseñamos la instalación será siempre en función de unos estándares de calidad, porque si lo haces al revés y solo te basas en costes de maquinaria de tal forma que tu inversión sea mínima, te vas a equivocar siempre. El proceso de la producción de pistacho óptimo no es barato”. “Sin duda, este es uno de los criterios más importantes para no precipitarse al vacío en el mundo del pistacho”.

Nuevas ayudas para plantas de pistacho

Javier Martín adelanta que, previsiblemente, en marzo de 2023 salga la nueva convocatoria del Programa de Desarrollo Rural (PDR) 2023-2027 y “estamos animando a todos nuestros clientes, principalmente cooperativas, a hacer un análisis con tiempo, con el objetivo de realizar una estrategia que garantice el éxito de la inversión”.

Javier Martín concluye que “existirán posibles consecuencias, no deseables, en los próximos años si no se organiza y ajusta la producción con la posterior comercialización, fijando los criterios y estándares de calidad que ya se están exigiendo. De no ser así, en los próximos dos o tres años, podrá haber problemas”.

Proyectos

Solagro cuenta con cinco de los principales proyectos en la actualidad que proyectan nuevas plantas de procesado de pistacho, entre ellos, uno muy innovador que está desarrollando Agroptimum, empresa de Villanueva de la Jara (Cuenca).

AGROPTIMUM

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

18 − 16 =