LA CAIXA 728x180

El 33% de los accidentes cinegéticos se producen en Castilla-La Mancha

Según denuncia la Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM-CLM)

0
112

La Asociación Profesional de Agentes Medioambientales de Castilla-La Mancha (APAM-CLM) ha asegurado que el 33% de los accidentes cinegéticos que se producen en el territorio español tienen lugar en la región, según los cálculos publicados en el portal agentesforestales.net.

Por eso, han recordado al consejero de Agricultura Medio Ambiente y Desarrollo Rural, que pese a que los Agentes Medioambientales son los encargados de comprobar el cumplimiento correcto de la ley de caza, aún no cuentan con ninguna instrucción, medios de defensa y protocolos de seguridad encaminados a prevenir en la medida de lo posible daños a su integridad personal y poder así evitar sucesos como el acaecido en Lérida.

Y es que, a todo esto hay que sumar que con la llegada del buen tiempo, el medio natural ve cómo se incrementa el número de usuarios, circunstancia que hace que los efectivos del Cuerpo de Agentes Medioambientales refuercen la vigilancia del uso público para garantizar que todos los ciudadanos puedan disfrutar de un medio ambiente en buen estado de conservación, previniendo y denunciando infracciones contra la normativa reguladora del uso recreativo del medio natural.

Asimismo, es una época en la que, tras el cierre de la veda general cinegética comienza la caza al rececho del corzo en aquellos acotados que tengan autorizada la caza de dicha especie. Esto hace que los Agentes también presten atención a esta actividad realizando vigilancia en terrenos cinegéticos y montando  controles aleatorios procediendo a la inspección de vehículos, para comprobar el uso obligatorio del correspondiente precinto en caso de haber abatido un ejemplar o revisando la documentación del cazador, entre otras cosas.

Otra labor que se intensifica notablemente en esta época del año es la de realizar el seguimiento de la nidificación de aves rapaces, sobre todo incidiendo en las más amenazadas como son el Águila perdicera o de Bonelli, el Águila imperial ibérica, la Cigüeña negra o el Buitre negro. Es de notable importancia esta vigilancia y seguimiento por el hecho de que Castilla-La Mancha es territorio de expansión de la población de estas especies, por lo que estos Agentes tienen una gran responsabilidad ya que el futuro de las mismas, a nivel mundial, depende en gran medida del éxito reproductor y de la conservación de las mismas en esta región.

Por esta razón, hace unas semanas que  APAM-CLM denunció la decisión de la Consejería de que las Unidades de Intervención en lugares de Difícil Acceso (UNIDA)  fueran externalizadas para pasar a realizar esta labor empresas privadas. Recordamos que estas unidades fueron suprimidas en el año 2016 sin que has el momento ninguno de los Agentes formados para esta labor esté autorizado a realizar ninguna operación de las desempeñadas por dicha unidad como son las operaciones de acceso y rescate de pollos o huevos de las especies en peligro crítico citadas anteriormente.

Todo esto supone una merma en la garantía de conservación de las mismas, por lo que desde APAM-CLM “esperamos que esta decisión sea replanteada y vuelva a realizarse esta importantísima función de conservación por los Agentes Medioambientales que recordamos, ya están formados y también cuentan con el material necesario adquirido por la Administración”.

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta