Un viaje en el tiempo por el museo de Pernod Ricard

Dentro de las visitas a bodegas organizadas este fin de semana en Manzanares con motivo de las V Jornadas “Alma del Vino”, sesenta personas realizaron en la mañana del sábado un auténtico viaje en el tiempo para conocer en el museo de Pernod Ricard cómo eran las instalaciones de una de las industrias punteras de Manzanares hace más de un siglo. La que fue conocida como “bodega del águila” por el escudo de su marca, se reproduce en las modernas instalaciones que la multinacional gala tiene en el término de Las Labores.

Gracias a un minucioso trabajo de rehabilitación, los visitantes pudieron ver, como si hubieran retrocedido un siglo en el tiempo, cómo funcionaba la maquinaria -con elementos originales- de una de las industrias de destilación de alcohol más punteras.

El museo se encuentra a poco más de veinte kilómetros de Manzanares, en las instalaciones donde Larios retomó en los años 80 del pasado siglo su producción, veinte años después del cierre de su bodega en el casco urbano manzanareño. Algunos elementos arquitectónicos de esa bodega siguen en pie, como las chimeneas y su torre de destilación que, precisamente, será restaurada este año por el Ayuntamiento para albergar dependencias municipales.

Durante la visita se puso en funcionamiento toda la maquinaria original para explicar el proceso, incluidas las máquinas de vapor desde las que también se generaba la electricidad y que sigue funcionando con el tendido eléctrico y cableado original. El cuadro eléctrico data de 1896.

ALMA DE VINO 2Música entre vinos

Y la música también ha sido protagonista de “Alma del Vino”, con un concierto en el patio de columnas del Centro Cultural “Ciega de Manzanares” y una degustación de los vinos de la localidad.

 

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

uno × 3 =