UPA teme por el futuro de las explotaciones ganaderas de Toledo

Debido a la caída de los precios de la leche de vaca, oveja y cabra y por la carne de ovino y caprino

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) de Castilla-La Mancha ha denunciado la situación por la que están pasando este último año los ganaderos de vacuno de leche de la provincia de Toledo, “a quienes se les está obligando a una reducción constante de los precios que podría implicar el cierre de estas explotaciones familiares ganaderas”.

Recientemente, UPA CLM ya denunció que una empresa de lácteos podría dejar de recoger la leche de estos ganaderos, unos contratos que se renuevan mes a mes, lo que conlleva reducciones de precios constantes. Estos precios alcanzan la cifra de 24 céntimos/litro frente a los 29 del mes de febrero.

Desde la organización lamentan que los ganaderos disponen de poca capacidad de negociación, por lo que están en manos de la industria.

En un comunicado, señalan que a esta bajada de precios del vacuno se une ahora la del ovino-caprino, provocando que paulatinamente se incremente la lista de sectores ganaderos que sufren una importante caída de precios.

UPA Castilla-La Mancha ha constatado que las cotizaciones tanto de la leche como de la carne proveniente de estas especies son “irrisorias” y no permiten cubrir los costes de producción. Algo que queda patente en la provincia de Toledo y abocaría a los productores al cierre.

Como explican, “en el caso de la leche, se ve contagiada por la mayor presencia de leche de vaca, actualmente muy barata, en los quesos de mezcla”. En este sentido, UPA ha pedido que “se respete y controle” adecuadamente el etiquetado de los quesos de mezcla para “no llevar a engaño” a los consumidores.

En lo referente a la carne, UPA ha hecho suya la denuncia de los ganaderos quienes han denunciado los bajos precios de los cabritos y corderos lechales, que se compran en torno a 30-35 euros/animal de 9-11 kilos en vivo. “Si la leche está barata y los lechales también, la viabilidad de nuestras explotaciones es bastante dudosa en estos momentos”, lamentan ganaderos de la región.

La ganadería de ovino y de caprino es el motor de actividad de muchas zonas de la región. UPA CLM recuerda que muchas de estas explotaciones están situadas en zona desfavorecida o de montaña y “con pocas alternativas económicas” con lo cual esta situación se hace un poco más grave, si cabe. Desde UPA Castilla-La Mancha se confía en que este año la disponibilidad de forrajes y paja sea elevada y los precios sean asequibles.

UPA recuerda que en los mercados los precios de ovino y caprino de leche están en ciclo bajista con un precio de entre 10 y 10,5 pesetas/grado para caprino y entre 10-11 pesetas/grado para ovino (en los últimos meses ha supuesto una bajada de entre el 20 – 25%) con excepción de la leche para Denominación de Origen ‘Queso Manchego’, que se liquida a 16 pesetas/grado.

Ante esta situación, los responsables regionales de UPA demandan medidas antes de que propicien un “drástico final” a los ganaderos de la región.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × tres =