La colza, una alternativa económica y agronómica en Guadalajara

Más de 100 agricultores asisitieron a la charla sobre el cultivo de la colza celebrada en la sede de APAG Guadalajara, organizada por su SAT Coagral y Pioneer. Los técnicos de Pioneer ofrecieron interesantes consejos sobre este cultivo, que se ha convertido sin duda en una buena alternativa “económica y agronómica” para las explotaciones en la provincia de Guadalajara.

En la presentación por parte de Antonio Torres, gerente de Coagral y Miguel González, delegado de Pioneer, ambos destacaron la importancia del cultivo de colza como alternativa al cereal en la provincia. Acto seguido, Alicia Sanz, jefe de producto de oleaginosas de Pioneer, explicó las características de este cultivo que este año ha duplicado su superficie en la Península Ibérica y que en Guadalajara alcanza ya las 4.600 hectáreas.

Sanz insistió en que se trata de un cultivo perfecto para la rotación con cereal, ya que rompe el ciclo de enfermedades y plagas y en que una de sus mayores ventajas es que se trata de un cultivo “muy rústico”  que se adapta muy bien a terrenos difíciles, donde el girasol o el cereal no se adaptan bien, evitando siembre los suelos encharcados.

La recomendación es sembrar durante este mes de septiembre, si bien en Guadalajara la siembra se puede alargar hasta la primera quincena de octubre. El objetivo fundamental es llegar al estado de roseta con la mayor masa foliar posible, ya que esto “nos asegura el 80% de la producción”. También es de gran importancia la preparación del terreno, trabajando bien los 20 primeros centímetros, ya que se trata de una planta muy pequeña. La dosis recomendada de siembra es de un saco para cada dos hectáreas y una densidad entre 30 y 40 plantas por metro cuadrado y la profundidad de siembra entre 1 y 2 centímetros.

charlacolza2

En cuanto al abonado, hay que tener en cuenta que se trata de un cultivo muy exigente en azufre. Alicia Sanz, ofreció también recomendaciones para la recolección y habló de las enfermedades y plagas del cultivo, que todavía no constituyen una alarma importante al ser un cultivo relativamente nuevo en nuestro país.

Miguel Martínez, delegado de BASF para Castilla-La Mancha y Madrid presentó el nuevo herbicida Cleranda, de BASF para el control de malas hierbas que acaba de ser autorizado para el uso en híbridos de colza “Clearfield”; Este herbicida ofrece un control espectacular en crucíferas, apto para “hierbas difíciles” y para cualquier tipo de laboreo.

Y como las nuevas tecnologías se imponen también en el campo, Francisco Morell, Agronomy Manager de Pioneer-Iberia explicó a los agricultores el seguimiento de cultivos por satélite que está realizando Pionner, a través de dos satélites, el americano y el europeo. Este seguimiento permite obtener información sobre los índices de cultivo e índices de vegetación, que nos permite conocer la uniformidad del cultivo, las necesidades de fertilización o la necesidad de agua de la parcela, por ejemplo. Después siempre sobre el terreno se deberá evaluar y tomar las decisiones oportunas sobre la parcela, conociendo las causas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 + 2 =