Calidad, uno de los criterios de admisibilidad de la próxima reestructuración

Puede que las ayudas no alcancen a variedades como la Airén, la mayoritaria en Castilla-La Mancha

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha afirmado que en la próxima convocatoria para las ayudas a la reestructuración de viñedo de Castilla-La Mancha, el Gobierno regional también va a apostar por la calidad, “para defender lo que quieren los consumidores y lo que tiene más salida de mercado”.

La Consejería ya está trabajando en la redacción de la orden de reestructuración 2017, que entre sus criterios de admisibilidad y prioridad recogería el compromiso de que la producción de las parcelas reestructuradas se lleve a una instalación que realice el pago de la uva por calidad. La duración de este compromiso sería de 3 años y se debería cumplir dentro de los 6 años siguientes al de la ejecución de la plantación.

Se entendería por pago por calidad la liquidación diferenciada de la uva a los viticultores en función de criterios agronómicos y analíticos como variedad de uva; grado alcohólico; acidez total; contenido en ácido tartárico; contenido en ácido glucónico o en potasio.

Esto puede significa que la reestructuración no contemple ayudas para variedades como el Airén, la mayoritaria en Castilla-La Mancha.

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × 2 =