Piden al Ministerio un fondo especial para compensar daños por sequía

Unión de Uniones estima pérdidas en la cosecha de cereales de Castilla-La Mancha, por valor de 170 millones de euros

Unión de Uniones ha reclamado al Ministerio de Agricultura, en una reunión mantenida con la Subdirección General de Análisis, Prospectiva y Coordinación una mayor implicación presupuestaria para hacer frente a los graves daños y los sobrecostes que la sequía está provocando en la agricultura y la ganadería de extensas zonas, con especial incidencia en Castilla y León y de forma también muy intensa pero desigual en Castilla-La Mancha y otras regiones.

Unión de Uniones presentó ayer al Ministerio de Agricultura una propuesta con 20 medidas para apoyar el mantenimiento de la renta de los agricultores y ganaderos, flexibilizar la aplicación de determinados mecanismos PAC que eviten que los afectados incurran en penalizaciones afectados y la aplicación de beneficios fiscales. La organización ha remitido hoy a la Consejería de Agricultura de Castilla-La Mancha el mismo documento, que también recuerda los daños por helada que se han producido en pasadas fechas y para los que pide similares ayudas.

La organización ha coincidido con el MAPAMA en que el seguro agrario es un instrumento en general muy valorable; pero señaló en la reunión que en crisis como las actuales revela deficiencias que deben mejorarse, puesto que lo hacen poco atractivo o directamente inasumible para el agricultor o ganadero, sobre todo en los secanos de bajo rendimientos. Para la organización, además, ha sido un error el recorte de los apoyos que el Plan de Seguros ha sufrido en estos pasados ejercicios tanto por parte del Ministerio como de las Comunidades Autónomas.

Para Unión de Uniones, la oferta del Ministerio, “que se limita a una línea de financiación de 90 millones de euros, cantidad “a todas luces insuficiente” cuando Unión de Uniones considera que sólo las pérdidas en cosecha de cereales están en el entorno de los 1.000 millones de euros. De estas pérdidas alrededor de unos 170 millones de euros corresponderían a daños en Castilla-La Mancha.

La organización ha insistido en la necesidad de mejorar el seguro agrario, pero en la inmediatez del problema pidió la puesta de ayudas directas centradas en los agricultores y ganaderos profesionales que viven fundamentalmente del trabajo de su explotación y que tendrán problemas económicos, no sólo por los malos resultados de esta campaña, sino para asumir los costes de planificación de la siguiente. Unión de Uniones subrayó al Ministerio que esta es, por desgracia, la mejor oportunidad para reclamar a Hacienda los alrededor de 19 millones de euros que dejarán de devolverse a los agricultores por el recorte de la devolución del Impuesto Especial de Hidrocarburos.

Respecto de las reducciones fiscales, Unión de Uniones manifestó al Ministerio que estas tendrán un impacto “limitado”, porque “cuando los ingresos son cero o mínimos las reducciones pierden sentido”. Por eso ha vuelto a plantear al Ministerio la aplicación del tipo más reducido del IVA a los inputs agrarios, lo que si supondría de hecho un alivio importante para los agricultores y ganaderos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

18 − tres =