Conozca las 10 mujeres reconocidas en el Día de la Mujer Rural

En un acto celebrado en Motilla del Palancar (Cuenca)

Motilla del Palancar (Cuenca) ha acogido este viernes el acto institucional del Día de la Mujer Rural en Castilla-La Mancha, en el que se ha reconocido a  diez mujeres de la comarca de La Manchuela, que “representan a todas las mujeres rurales de nuestra región, que sin un pilar para el sostenimiento de sus pueblos, a pesar de sufrir una doble discriminación por su condición de mujer y de ciudadanas de pequeños municipios”, ha afirmado el vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro.

Martínez Guijarro ha valorado que en la última convocatoria de ayudas para la incorporación agraria, uno de cada cuatro beneficiarios sea mujer, lo que no había pasado con anterioridad; mientras que las explotaciones de titularidad compartida se han multiplicado por cuatro.

Reconocidas

Paula Crespo es dietista-nutricionista del Servicio de Gastroenterología Pediátrica del Hospital Universitario y Policlínico La Fe de Valencia e investigadora en el Instituto de Investigación Sanitaria del mismo centro. En 2015, fue la primera española beneficiada del Premio ‘ESPGHAN International Exchange Programme’; y en octubre de 2014 obtuvo el XI Premio de Investigación Básica y Aplicada sobre Patologías por Sensibilidad al Gluten.

Josefina García fundó en 2008 la Asociación Luna Cuenca para la promoción de las mujeres y niñas con discapacidad de Cuenca y provincia. Promueve innumerables actividades que pretenden eliminar las discriminaciones que sufren las mujeres y niñas con discapacidad, difundiendo una imagen positiva de ellas y procurando su integración social, laboral y apoyando su autonomía.

Teresa Guerrero ha participado y colaborado durante toda su vida y siempre sin ánimo de lucro en las diversas asociaciones y entidades sociales de Motilla del Palancar. Fue miembro activo del A.M.P.A. y del Consejo de Salud de la localidad, además de vocal de la Junta Directiva de la Asociación de Mujeres, Consumidores y Usuarios. En noviembre de 2015, junto con otras mujeres, creó la Asociación de Mujeres de Motilla, de la que es la presidenta.

Pilar Martínez es profesora de mecanografía. Empezó dando clases en un Madrigueras hasta que le propusieron formar un grupo en Villagarcía del Llano. Comenzó en el salón de la casa de su madre y, posteriormente, montó una sala en las antiguas casas de los maestros. La actividad docente la compaginaba con otras como un taller de costura que permitió dar un jornal a varias familias del pueblo. En la actualidad, trabaja con unas chicas que comercializan ropa por internet y hace distintos diseños para ellas.

Encarnación Cano fue la impulsora del APA de Villagarcía del Llano en 1992, actual AMPA. Como consecuencia de sus viajes que hacía con su hijo al colegio de La Roda, donde trataba con logopedas y pedagogos, se avivó su interés por traer a su pueblo algunos de los servicios de los que allí disfrutaban. Lo primero que consiguieron fue llevar un psicólogo para atender las necesidades de los alumnos y sus familias. Además, impulsó una ludoteca municipal.

Con apenas 16 años, Rocío Moreno se involucró en el negocio familiar de hostelería de sus padres. Más tarde, ya separada y con dos hijos, se independizó y montó su propio restaurante en su pueblo. Mujer autodidacta, inconformista y defensora a ultranza del género femenino, en su restaurante siempre ha predominado la mujer en su plantilla de trabajadores en un 90%. Además, ha participado en dos libros protagonizados por mujeres empresarias.

María de la O Collado cuenta con un taller propio de vidrieras, ubicado en Villanueva de la Jara y especializado en el diseño y realización de vidrieras con la técnica de emplomados y vitrofusión, así como todo lo relacionado con la decoración. Ha participado en multitud de ferias de artesanía y en ferias de bisutería y joyería. Dispone de una tienda exposición en Villanueva de la Jara y, en breve, pondrá en marcha una página web y tienda online.

Por su parte, María Teresa Panadero ostentaba desde 1995 la gerencia de una empresa de materiales de construcción junto a su socio y marido, Virgilio Mateo. En el año 2005 Virgilio fallece y Maite coge las riendas de su empresa. Hoy es propietaria, junto a sus hijos, de una empresa de mayor capacidad llamada Materiales de Construcción JOIMA en Campillo de Altobuey, donde dan empleo y recursos materiales en el mundo rural.

Pilar Ortiz ha estado 26 años dedicada a la promoción cultural de Casasimarro, participando en varias asociaciones relacionadas con la cultura. En 1996 puso en marcha la biblioteca de la localidad, en 2002 crea la Revista Besana sobre la actividad cultural de su municipio y es también la impulsora del proyecto de animación a la lectura ‘Lectoras’, la Bebeteca y la Universidad Popular de Casasimarro.

Por último, Elena Vergara tiene 21 años y dentro de su formación destaca el título de grado medio en instalaciones eléctricas, un sector eminentemente masculino. Actualmente está cursando el grado superior de robótica y es instaladora de piezas en Mahle (antigua Nagares S.L.).

Junto al vicepresidente primero han asistido al acto la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo; la consejera encargada de la coordinación del Plan de Garantías Ciudadanas, Inmaculada Herranz; el delegado de la Junta en Cuenca, Ángel Tomás Godoy; y el alcalde de Motilla del Palancar, Pedro Tendero; entre otros.

V Feria de Mujeres Emprendedoras

Este viernes también se ha inaugurado en Motilla del Palancar la V Feria de las Mujeres Emprendedoras de Castilla-La Mancha, una muestra en la que participan más de medio centenar de expositoras.

La feria se podrá visitar los días 13 y 14 de octubre de 11:00 a 14:30 y de 17:00 a 22:00 horas. Además, desde el viernes por la tarde habrá talleres en vivo para el público en general y el sábado ponencias dirigidas a las empresarias participantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

dieciocho − seis =