Castilla-La Mancha pide una solución “integral” al déficit hídrico “para no convertir España en un desierto”

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha reclamado hoy al Gobierno de España una solución “integral” al déficit hídrico que sufre España, una situación agudizada por la grave sequía que atraviesa el país y que el portavoz del Ejecutivo autonómico, Nacho Hernando, ha calificado “de crisis nacional”.

En el día en el que Murcia acoge una manifestación convocada por el Círculo del Agua para denunciar la inacción del Gobierno de Rajoy en este asunto, y a la que han asistido representantes del Gobierno murciano, Hernando ha asegurado que las personas que viven en esa comunidad “tienen todos los motivos del mundo para estar preocupados, si su economía depende de la tierra agrietada y del secarral en el que se han convertido los embalses de cabecera del Tajo, por culpa de la política hidrológica del Gobierno de España”.

Así, ha señalado que esa preocupación “es de muchos” y ha pedido al Gobierno de Rajoy que, además de “lo urgente”, en referencia al desafío independentista en Cataluña, “responda y de solución a otros problemas que afectan a este país”, ya que la falta de agua no es sólo un problema de Castilla-La Mancha, Murcia o la Comunidad Valenciana, sino de toda España.

“No puede ser que el Gobierno de España tenga un único punto en el orden del día, donde lo urgente no nos esté llevando a tomar medidas para abordar lo necesario”, ha lamentado el portavoz regional, quien ha asegurado que si no se actúa, “tendremos que explicar a las generaciones futuras por qué no hicimos nada, por qué cuando gobiernos como Castilla-La Mancha daban la voz de alarma no se escuchó, y el Gobierno de España siguió sin dar respuesta”.

Hernando ha exigido al Ejecutivo central que trate a todos los españoles “por igual” ya que, ha recordado, el Ministerio de Agricultura no reconoce ni siquiera a los regantes de Castilla-La Mancha de la cuenca del Segura. “En España hay regantes de primera y regantes de segunda”, ha denunciado el portavoz regional, quien ha aclarado que el problema no es con los regantes de Murcia “sino con que no se reconozcan los derechos de los regantes de Castilla-La Mancha y se decreten sequías en ciertas zonas, pero no en nuestra región”.

Asimismo, ha asegurado comprender la preocupación del Gobierno murciano ya que “para bien o para mal, en esta situación vale más una foto que mil palabras, y ahora hacen falta medidas concretas por parte del Gobierno de España para abordar esta grave situación de crisis nacional en materia de agua”.

En este sentido, ha explicado que el Gobierno de Castilla-La Mancha impulsará una iniciativa legislativa en el Congreso de los Diputados para reclamar al Gobierno central que active las desaladoras del Levante y así “darle salida a esa inversión de cientos de millones de euros”, rebajando incluso el precio del agua desalada para equiparlo al del trasvase. De lo contrario, ha advertido, “en menos de dos años no va a quedar ni una sola gota de agua en los pantanos de Entrepeñas y Buendía”.

Nacho Hernando ha asegurado que el Gobierno regional no entiende la discriminación que sufre Castilla-La Mancha en materia de agua”, y ha pedido al Ejecutivo central “que sea parte de la solución” ya que, si no hace nada, “puede ser una negligencia del Gobierno de España el haber convertido nuestro país en un desierto”.

Martínez Arroyo “comprende y respeta” a regantes murcianos pero “el gobierno de Castilla-La Mancha defiende los intereses de la región”

En el mismo sentido se ha pronunciado el consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, quien ha asegurado que “comprende y respeta” a los regantes murcianos, “pero el Gobierno de Castilla-La Mancha defiende los intereses de su región”, por lo que insta al Ministerio de Agricultura a impulsar un Pacto Social del Agua, cuanto antes, para alcanzar un acuerdo desde dos premisas fundamentales: “garantizar a todos los ciudadanos el agua para consumo humano de uso de boca diario”; y, por otro lado, “proteger la prioridad de la cuenca cedente y del territorio por donde pasa el agua, por delante de las cuencas receptoras para otros usos”, tal y como marca la normativa.

Martínez Arroyo ha señalado que “sin el agua no somos nada ni en Castilla-La Mancha, ni en el Levante, ni en ninguna otra comunidad autónoma, y lo que hay que hacer es empezar a negociar cuanto antes”.

El titular de Agricultura ha recordado que “solidaridad, toda, puesto que no hay ninguna otra comunidad autónoma de la que salga agua de una cuenca para trasladarla a otro territorio de nuestro país” y ha reiterado la mano tendida del Gobierno de Castilla-La Mancha al Ministerio de Agricultura, “para que se planifique de verdad el agua en nuestro país” advirtiendo que “no nos queda tiempo”, “no podemos seguir esperando más” y “cada día que pasa es un día perdido”, porque el desarrollo económico de Castilla-La Mancha depende del agua y, “vamos a ir hasta las últimas consecuencias”, ha concluido.

Martínez Guijarro 

El vicepresidente primero del Gobierno regional, José Luis Martínez Guijarro, ha asegurado por su parte, en Vara de Rey (Cuenca) que en 2018 Castilla-La Mancha “exigirá y trabajará con el Gobierno de España y los gobiernos de los territorios que quieran sumarse para alcanzar un acuerdo nacional en materia de agua”.

Martínez Guijarro considera que “ahora se dan las condiciones idóneas para hacerlo, pues estamos viviendo momentos muy complicados en la gestión hidráulica en nuestro país, en los que además estamos viendo las alternativas que tienen otros territorios”.

Desde Vara de Rey, en plena cuenca del Guadiana, el vicepresidente primero ha enviado un mensaje a los agricultores y regantes murcianos que este miércoles han salido a la calle para reclamar más agua, recordando que “al mismo tiempo que ellos se manifiestan, se está convocando la Junta de Regantes del Acuífero de Altomira y la Confederación del Guadiana está planteando fuertes restricciones al regadío en esta zona y, por tanto, problemas para el mantenimiento de la actividad agrícola y la industria agroalimentaria”.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

diez − uno =