Los bajos precios que perciben los ganaderos de ovino de leche empiezan a hacer mella

Se acelera el descenso en la producción de leche de oveja, sobre todo en Castilla-La Mancha

La producción de leche de oveja en España durante el mes de junio, que es el que marca el punto de inflexión en la campaña, ha sufrido un recorte importante de casi un 3% con respecto a los datos del mismo mes de 2017, según datos del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA). Esto supone que se han entregado 2.320.000 litros menos que en junio del año anterior, acelerándose así el ritmo de caída en la producción, que lleva ya tras meses a la baja con porcentajes cada vez más altos.

El sector ha cambiado de tendencia y los bajos precios que perciben los ganaderos empiezan a hacer mella y les obligan a cambiar sus estrategias productivas después de más de dos años de aguante.

Castilla-La Mancha

De hecho, la comunidad donde más se ha acusado ese recorte de la producción ha sido la de Castilla-La Mancha, que es donde el mercado ha andado más revuelto en los últimos meses, con granjas a las que se ha dejado incluso de recoger leche y una presión a la baja constante en los precios. En esta comunidad se han dejado de ordeñar en junio casi 1.650.000 litros con respecto a junio de 2017, que es una caída del 11%. Y el dato resulta más elocuente porque en esta región el aumento de la producción había sido constante desde hace cuatro años, sin que pareciera que los problemas de precios influyeran en las decisiones de los ganaderos.

En Castilla y León, que es la zona con mayor producción a nivel nacional, la situación en junio ha sido más estable y la producción apenas ha caído en 600.000 litros, una cifra significativa pero que sólo supone el 1,7% de recorte.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

3 × tres =