1.990 lechones se manifiestan en Mota del Cuervo contra las macrogranjas

En la mañana de este domingo

Aunque suene extraño, la mañana de este domingo tenía para los vecinos de Mota del Cuervo (Cuenca) una inesperada sorpresa, una legión de simpáticos cerditos había invadido el pueblo.

Todos ellos portaban pancartas con diferentes mensajes en los que podía leerse: “protege tus aguas del purín”, “salvemos el turismo”, “no dejes que ensucien tu pueblo de caca”, “a un pueblo con amor propio no le ponen macrogranjas”, “no queremos olores pestilentes”, etc.

El que hayan sido numerados como 1.990 tiene que ver con la solicitud que se está tramitando en la localidad para ese número de cabezas y que a juicio de la plataforma Pueblo Sostenible es sólo “un truco” para eludir una evaluación ordinaria de impacto ambiental que exigiría de 2.000 cerdos en adelante.

Esta plataforma vecinal es la responsable de tan singular iniciativa, inspirada en una similar llevada a cabo en Toledo, que tiene como fin concienciar al vecindario de los “graves” impactos de este tipo de instalaciones y protestar por la decisión del Partido Socialista y el Partido Popular de no suspender las licencias de actividades ganaderas tal y como solicitaron 654 vecinos por escrito.

Los vecinos que se oponen a las macrogranjas reclaman al alcalde que incluya como punto en el orden del día del pleno ordinario que se celebrará probablemente el próximo viernes 28 de septiembre la suspensión de licencias y la aprobación de una ordenanza reguladora de este tipo de instalaciones. El pasado lunes la propia plataforma presentó en el Ayuntamiento un modelo de ordenanza, consensuado con asociaciones de la localidad, para regular el vertido de purines y las distancias de protección que deberían tener las instalaciones ganaderas respecto a los lugares más emblemáticos del municipio: pozos, chozos, molinos, ermitas, complejo lagunar, etc.

Aseguran que, en caso de que se vean “atropellados sus derechos democráticos” recogidos en el reglamento de participación vecinal y se desprecien sus demandas acudirán en bloque el próximo pleno a exigir pacíficamente al alcalde Alfonso Escudero una explicación pública. “Pues al votarse en contra de la suspensión de licencias de una manera cerrada y sin un mínimo de transparencia, en una comisión informativa a la que no tienen acceso los vecinos, nadie conoce las razones en las que se apoya tal negativa, que ha sentado como un jarro de agua fría a gran parte del vecindario”, concluyen.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

6 − tres =