LA CAIXA 728x180

El agua no es, ni de lejos, la preocupación de la mayoría de los murcianos. Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía

0

El agua no es, ni de lejos, la preocupación de la mayoría de los murcianos; el paro, sí. La farsa de los aguatenientes, al descubierto gracias al CEMOP a juicio de los ribereños de Entrepeñas y Buendía

El Grupo de Investigación sobre Opinión Pública de la Región de Murcia publicó su barómetro de otoño y dejó de manifiesto que los problemas de la agricultura industrial no son los de los habitantes de la Región, que pese a la campaña de marketing mantenida por el SCRATS durante décadas se muestran más preocupados por el paro, a pesar de vivir supuestamente en la Huerta de Europa, el Sillicon Valley del Agua. La lucha en defensa del Tajo no es una guerra contra la Región de Murcia, ni contra los agricultores tradicionales, lo es contra un sindicato de aguatenientes y un Gobierno regional que les ampara

“Para ser un negocio del que vive toda la Región de Murcia, parece que se muestran más preocupados por el paro que por el agua”, argumentaba irónico el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía al conocer el resultado de la encuesta. El agua es la menor de las preocupaciones de hecho, sólo por encima del manido no sabe / no contesta si nos atenemos a que los otros temas que aparecen por debajo están en realidad íntimamente relacionados con el desempleo y la política.

Así, desempleo (30,4%), calidad del empleo (5,9%) y Problemas de índole económico (5,5%) sumarían un 41,8 por ciento. Los políticos (12,6%) y la corrupción (6%) sumarían un 18,6 por ciento. El agua preocuparía a un 11,2 por ciento, detrás también de la suma de otras respuestas, que no especifican y que acapararía un 24,7 por ciento.

“Ya no engañan a nadie, cada vez son más las voces desde la propia Región de Murcia que piden un poco de decoro a los regantes del SCRATS, que pretenden seguir viviendo de la subvención pública y haciéndose ricos gracias a una agricultura insostenible, hundiendo a la vez a los pequeños agricultores que de verdad trabajan respetando el Medio Ambiente”, clama Francisco Pérez Torrecilla.

“Mientras desde Europa surgen movimientos como el de la Agricultura de Km 0, en el SCRATS se empeñan en envenenar el Mar Menor y dejar morir el Tajo, el Segura y otros ríos como el Mula para seguir llenando los cuatro bolsillos de turno con sus macroplantaciones y regadíos ilegales sin control, generando empleo precario y aportando a la economía mucho menos de lo que vampirizan”.

Asociación de Municipios Ribereños de los Embalses de Entrepeñas y Buendía

LA CAIXA 728x180

No hay comentarios

Dejar una respuesta