“El mejor objetivo del vino de Castilla-La Mancha: La botella”

Así lo ha manifestado el consejero de Agricultura en su visita a Bodegas Atalaya

El consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha visitado Bodegas Atalaya, perteneciente al Grupo Juan Gil Bodegas Familiares, que produce al año un millón de botellas amparadas bajo la Denominación de Origen Almansa, de las cuales se exporta un 70 por ciento de la producción.

Acompañado por el presidente de Bodegas Atalaya, Miguel Gil; el alcalde de Almansa, Javier Sánchez, así como el director provincial de Albacete, Manuel Miranda, el consejero ha destacado que esta bodega “está comprometida con un producto de enorme calidad y que llega de manera directa en una botella a las mesas de los consumidores”, algo que, ha significado, es “el mejor de los objetivos que podemos tener en el sector del vino: llegar directamente con un producto embotellado en Castilla-La Mancha al consumidor para que el consumidor reconozca no solamente la calidad del producto, que es evidente que la tiene, sino también el origen del mismo” porque, ha proseguido, reconociendo el origen “nos ayuda a generar riqueza en esta tierra en esta región y particularmente aquí en Almansa en la DO Almansa”.

En concreto, esta bodega ha conseguido tener una línea de productos, todos ellos embotellados, con el hilo conductor de la garnacha tintorera, variedad de la DO Almansa, lo que ha revertido en un gran éxito comercial.

Una docena de bodegas y 750 viticultores conforman la DO Almansa

De manera previa a esta visita, Francisco Martínez Arroyo ha mantenido un encuentro con los representantes de las doce bodegas que conforman la denominación de origen Almansa, a la cual pertenecen 750 viticultores, en su sede, la ermita de San Blas, donde les ha trasladado en persona las líneas de ayudas abiertas en estos momentos por el Gobierno de Castilla-La Mancha de las cuales pueden beneficiarse.

Así, ha hecho hincapié en dos, siendo una de ellas la de calidad diferenciada, para que las denominaciones de origen y los agricultores y ganaderos que quieran formar parte de una Denominación de Origen puedan acogerse a la misma; una línea que se encuentra abierta hasta el 31 de enero del año que viene y que está dotada con 2,6 millones de euros en su conjunto. Es, ha indicado Martínez Arroyo, “una ayuda fundamental para promocionar nuestras denominaciones de origen con la cual tenemos que llegar a casi cualquier rincón del mundo con el producto estrella de Castilla-La Mancha que es el vino”.

La otra línea a la que se ha referido ha sido la específica para fomentar las agrupaciones de productores, también abierta hasta finales del mes de enero, para que las empresas de Castilla-La Mancha del sector de la industria alimentaria se agrupen y comercialicen toda su producción en común, particularmente el vino, y para ello recibirán una ayuda pública por cada proyecto de 400.000 euros.

En la anterior convocatoria, ha recordado, se consiguieron ya siete agrupaciones y con esta nueva publicada en 2018 se espera conseguir otros 12 proyectos y es que, “siendo más grandes defendemos también mejor el producto de los agricultores y ganaderos y particularmente el de los viticultores”, ha finalizado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

quince − 12 =