Mañana se abre el plazo para solicitar nuevas plantaciones de viñedo

Para Unión de Uniones, al igual que en campañas anteriores, en las que la decisión ha sido muy similar, la cifra parece "insuficiente"

Mañana martes, 15 de enero, se abre el plazo para presentación para solicitar autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo, con base a las nuevas normas publicadas por el Ministerio de Agricultura a finales de octubre pasado y las de la Consejería de Agricultura recientemente establecidas a través de la Orden 202/2018, de 28 de diciembre, que regula el potencial vitícola. A repartir son 4.747,50 hectáreas para toda España.

Según Unión de Uniones, a dos días de acabar el pasado año el Ministerio hizo oficial su decisión de permitir que en 2019 se pudiesen plantar hasta 4.747,50 nuevas hectáreas de viñedo, es decir, señalan desde la asociación agraria, la mitad de lo que Bruselas da por bueno, según la reglamentación aplicable; ya que se ha optado por autorizar sólo el 0,5 % de la superficie de viñedo de España, cuando se podría haber llegado al 1 %.

Para Unión de Uniones, al igual que en campañas anteriores, en las que la decisión ha sido muy similar, la cifra parece insuficiente. La organización es consciente de que no es viña precisamente lo que falta en el país, pero considera también que, a efectos del mercado y en un contexto de 950.000 hectáreas de viñedo, la diferencia entre poner 4.747 hectáreas y 9.500 es mínima, “sobre todo teniendo en cuenta que nuestro potencial vitícola viene reduciéndose constantemente en los últimos 15 años”. Además, una vez derogado el anterior sistema de derechos de plantación y la posibilidad de transferirlos entre agricultores, el régimen de nuevas autorizaciones es el único instrumento (que no sea la compra de la viña y la tierra conjuntamente) que tiene los viticultores profesionales para redimensionar su explotación o que los jóvenes entren en el sector.

“A demanda”

Todos los viticultores españoles podrán concurrir a la convocatoria para hacerse con parte de esas 4.747,50 hectáreas de autorización de nuevos viñedos y no hay cupos regionales, por lo que todo dependerá, inciden desde Unión de Uniones, de las solicitudes que se presenten y del cumplimiento de los criterios de admisibilidad y prioridad. Normalmente Castilla-La Mancha se hace con autorizaciones que se aproximan bastante a la mitad de las disponibles.

Hay que tener en cuenta también que las Denominaciones de Origen de Castilla-La Mancha  no aplican restricciones o limitaciones para que se autoricen nuevas plantaciones en sus ámbitos, como si hacen otras (en 2019, por ejemplo, Rioja y Cava).

Procedimiento de solicitud en Castilla-La Mancha

La manera en la que los viticultores de la región podrán solicitar autorizaciones de nueva plantación de este cupo de 4.747,50 hectáreas para 2019 está definido en la Orden de la Consejería de Agricultura publicada el pasado 7 de enero.

La ventanilla de solicitudes se abrirá mañana, 15 de enero y se cerrará el último día de febrero y aunque el procedimiento es muy similar, hay algunas novedades respecto a campañas anteriores. Quizás una de las más llamativas sea que se limita la superficie máxima que se puede conceder a un solo expediente, algo que desde Unión de Uniones, recuerdan, habían solicitado.

La idea es tener solo en cuenta un límite de superficie admisible por viticultor a nivel nacional de 5 hectáreas, que solo se aplicará si el número de solicitudes supera el de hectáreas de autorización disponible (cosa que presumiblemente sucederá). “Si tal cosa sucede se pondrá el límite máximo de 5 hectáreas por solicitud y si como resultado de ello, quedan autorizaciones sin cubrir se irá incrementado el límite de 0,5 en 0,5 Ha., hasta agotarlo”, apuntan desde la organización agraria.

Entre las condiciones exigidas, los interesados deben disponer, de entrada, superficies suficientes para plantar lo que se pide, tener todos los permisos para el cambio de uso y que para las mismas parcelas no se haya concedido una autorización anterior, aunque no se haya ejecutado.

Por otro lado, mientras que en anteriores convocatorias tener un viñedo “ilegal” solo quitaba puntos, en la presente, señala Unión de Uniones, es directamente causa de no ser admitidas.

Pero, además, el solicitante también tiene que cumplir ciertas condiciones, como tener cinco años de experiencia profesional o poseer una capacitación que pueda acreditarse mediante títulos académicos o cursos formativos en la rama agraria, o bien ser un joven con ayuda de incorporación aprobada o titular de explotación prioritaria.

Dentro de las que cumplan estas condiciones y se admitan, se priorizará en la concesión a los menores de 40 años que sean nuevo viticultor (o entidad jurídica controlada por alguien que cumpla dichas condiciones).

También se tendrá en cuenta el tamaño en la explotación, de manera que en Castilla-La Mancha las más pequeñas, de entre 0,5 y 17,10 hectáreas, puntúan más (3 puntos) y también las medianas, de 17,10 a 50 hectáreas (2 puntos).

Tramitación

Las solicitudes podrán tramitarse, entre el 15 de enero y el 28 de febrero, en las Oficinas dependientes de la Consejería de Agricultura (sólo personas físicas) o bien telemáticamente a través de la plataforma que habilitará la Junta de Comunidades en su página web.

El período de tramitación de los expedientes podrá durar como mucho hasta el 1 de agosto ya que en esa fecha tendrán que estar resueltas las peticiones y notificadas a los interesados las condiciones de su aprobación. Si a esa fecha el solicitante no tiene noticia de su solicitud, se aplica el silencio negativo y puede considerarla rechazada. Si cuenta con la resolución aprobatoria, podrá renunciar a las autorizaciones de nuevas plantaciones si al final se le ha concedido menos del 50 % de lo que ha solicitado.

Quienes decidan seguir adelante tendrán en su poder una autorización para poner las nuevas plantaciones que será válida por tres años a contar desde el día en que se le notifique la concesión. Una vez hecha la plantación hay que notificarlo antes del 31 de julio de esa misma campaña.

Cumplido el trámite y comprobada la misma sobre el terreno, la plantación se incorpora al Registro Vitícola.

Resultado de años anteriores

El sistema lleva tres años funcionando. En 2016, se presentaron conforme a la norma solicitudes de autorización por un total de 11.858 hectáreas; de las que se otorgaron 4.173 hectáreas, correspondiendo a Castilla-La Mancha 1.719 hectáreas.

En el ejercicio 2017, se presentaron 5.181 solicitantes que cumplían las condiciones para optar al cupo, sumando sus peticiones admisibles 20.036 hectáreas. Finalmente se aprobaron 4.989 hectáreas para 4.408 solicitantes, de ellos 1.910 en Castilla-La Mancha, a los que se les concedieron 2.428 hectáreas.

En cuanto al pasado año, se tramitaron 5.587 solicitudes, por un total de 15.611 hectáreas, para el cupo de 4.950 hectáreas que, como máximo se podían conceder. A nuestra región le aprobaron 1.157 solicitudes para 2.388,30 hectáreas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

2 × uno =