Exige “altura de miras” para ordenar instalación granjas de producción intensiva porcina

El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Antonio Martínez, a Gobierno de Castilla-La Mancha

El diputado del Grupo Parlamentario Popular, Antonio Martínez, ha criticado que tanto PSOE como Podemos Castilla-La Mancha, después de cuatro años de legislatura y siendo socios de Gobierno, hayan sido incapaces de aunar posturas para legislar y ordenar la instalación de granjas ganaderas de porcino de producción intensiva, y se ha mostrado partidario de apoyar las iniciativas que generen empleo en el Medio Rural, siempre garantizando la protección al Medio Ambiente y escuchando la opinión de los vecinos afectados.

“Lo que subyace en esta propuesta de Podemos es el desinterés del Gobierno regional por solucionar los problemas de los vecinos de Castilla-La Mancha, a los que siguen sin escucharles. Nuestros pueblos son los primeros que quieren empleo y evitar la despoblación, pero no se merecen a dos socios de gobierno que no son capaces de ponerse de acuerdo para regular el sector”, ha señalado Martínez.

El diputado del PP se mostró partidario de “regular y ordenar la instalación de granjas de producción intensiva, así como de articular el uso de los purines que es el gran problema que generan estas granjas por la contaminación que provocan en el subsuelo, más allá de la distancia a la que se instalen de los núcleos de población”, apuntó.

“Nosotros -añadió el diputado del Grupo Popular- vamos a respetar cualquier sector productivo en el Medio Rural, donde vive el 80 por ciento de los vecinos de nuestra región, pero siempre desde el respeto al Medio Ambiente y teniendo en cuenta la opinión de los vecinos donde se instalan estas industrias, es decir, dando capacidad a los Ayuntamientos con menos recursos para decidir sobre estos proyectos, sin dejarlo todo en manos de la Junta”.

De esta forma, Martínez exigió a Page y al PSOE “seriedad y altura de miras” para enfrentarse a una realidad que hay que ordenar un sector que genera en Castilla-La Mancha 6.000 puestos de trabajo y genera un volumen de negocio de 325 millones de euros.

“Queremos que se sigan instalando granjas, sí, pero siempre cumpliendo el estricto cumplimiento de la normativa medioambiental y dando capacidad a los municipios para que ellos puedan decidir”, concluyó Martínez.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here