Piden precaución a agricultores ante inicio de la campaña de incendios

Desde Unión de Uniones, que incide en que una primavera seca y calurosa como la actual aumenta considerablemente los riesgos

La Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos, ante las altas temperaturas que ya se están viviendo y la sequía que aún es muy latente en distintas zonas, pide extremar las precauciones, tanto por parte del sector productor, como para el resto de la sociedad.

De acuerdo con los datos publicados por el Ministerio sobre 2018, ese año ha sido el que presenta un menor número de siniestros, descendiendo un 43,19 % con respecto a los últimos 10 años. Igualmente, la cifra de superficie forestal quemada también fue menor, siendo un 75,19% inferior a la media.

Unión de Uniones señala que, a pesar de la menor gravedad de los datos del año pasado, no hay que bajar la guardia, ya que 2018 venías tras un verano (2017) que ya había tenido muchos siniestros, muchos de ellos provocados, además de que lo previsto es que y las temperaturas seguirán  aumentando también en los próximos años.

La organización destaca que los productores y la población rural son los primeros interesados en conservar el medio rural, por lo que no se les puede responsabilizar, como a veces ocurre, e insiste en que, en cualquier caso, hay que tomar precauciones.

En este sentido, invita a los agricultores a mantener adecuadamente sus cosechadoras y maquinaria utilizada así como vigilar la zona de seguridad e ir equipados con lo necesario por si se originase un conato.

Por último, Unión de Uniones insiste a las administraciones en la importancia de mantener el medio durante todo el año y tomar medidas proactivas de limpieza de los montes, vertederos, cunetas y espacios públicos de manera contundente y no esperar, como en muchos casos ocurre, a poner la solución cuando el monte ya está ardiendo.

Igualmente, la organización hace un llamamiento a la ciudadanía en general, ya que en esta época del año, las excursiones y visitas a los pueblos,  al campo y a zonas naturales protegidas o el ocio rural, pueden traducirse en un mayor riesgo de desencadenamiento de incendios forestales si no se toman las medidas de prevención adecuadas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

siete + 18 =