Ciudad Real, en operación policial internacional contra falsos alimentos ecológicos

Se han inmovilizado 30 toneladas de patas de pollo para consumo humano

EUROPOL y la Guardia Civil han realizado la operación OPSON VIII, llevada a cabo en más de 70 países entre diciembre de 2018 y abril de este año. En el conjunto de la operación, que contempla tres acciones (alimentos ecológicos, suplementos alimenticios con la sustancia ilegal DNP y fraude en el etiquetado del café), se han interceptado 16.000 toneladas y 33 millones de litros de productos que no cumplían las normas, por un valor de 100 millones de euros, procediéndose a realizar 672 arrestos.

Dentro de OPSON VII una de las actuaciones con mayor relevancia ha sido la relativa a la falsificación de productos ecológicos, realizada por primera vez en este ámbito. La creciente demanda y el mayor precio que los consumidores están dispuestas a pagar por estos productos son los dos principales factores que aumentan el riesgo de fraude en este sector. Es por este motivo que la Comisión Europea ha participado en la operación identificando los puntos más vulnerables de riesgo en la cadena de suministros.

En el caso español, la operación ha estado centrada en el fraude alimentario de los productos etiquetados como ecológicos; habiéndose realizado más de 2.500 controles e inspecciones en tiendas, mercados, aeropuertos, puertos marítimos y polígonos industriales, en los que se han detectado más de 1.500 infracciones administrativas y 13 infracciones penales, con 35 personas detenidas/investigadas.

En Ciudad Real, en coordinación con Inspectores de Sanidad de la Administración Autonómica, el SEPRONA inspeccionó una nave dedicada al procesado de patas de pollo para consumo humano y a la exportación a países asiáticos. Se inmovilizaron 30 toneladas del citado producto, que carecían de registro sanitario y las respectivas autorizaciones administrativas autonómicas y municipales. Se procedió a la detención/investigación de una persona por un delito contra la salud pública con productos alimenticios.

Y en Alicante, a raíz de un caso recibido dentro de la Red Europea de Fraude Alimentario por irregularidades en la venta de azafrán, la Guardia Civil detectó un laboratorio clandestino, e investigó a 2 personas por fraude alimentario y contra la salud pública, con la aprehensión de 87 kilos de azafrán valorado en un precio aproximado de entre 696.000 y 870.000 euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

4 × 5 =