Daños de tormentas en la DO Jumilla: Contundentes pero muy localizados

Desde la Denominación de Origen indican que “los daños han sido muy severos en ciertas parcelas y en infraestructuras como caminos, accesos y muros de contención, pero afortunadamente, en términos generales, no va a haber grandes mermas de producción ni de calidad porque, aunque el temporal ha sido dañino, ha afectado a zonas muy concretas y localizadas mientras que otras parcelas están intactas”

El temporal de gota fría ha impactado con contundencia terrenos concretos en la D.O.P. Jumilla. Las lluvias de la noche del viernes 11 de septiembre hicieron los mayores estragos en parajes como Montesinos y la Cañada de Albatana, justo en el límite entre Jumilla (Murcia), Albatana y Ontur (en la provincia de Albacete), donde algunas parcelas de viñedos, olivos, y almendros fueron totalmente anegados por las fuertes avenidas de agua que desbordaron ramblas y caminos. En algunos puntos se recogieron más de 150 litros de agua en menos de 24 horas. Además, en otras zonas las intensas lluvias vinieron acompañadas de intenso granizo, con efectos muy localizados en lugares como La Celia, en el término municipal de Jumilla, y zonas limítrofes entre el término de Ontur y Tobarra, ambas en Albacete.

El lunes 16 de septiembre, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez-Arroyo, visitó las zonas más afectadas de la comarca de Campos de Hellín, en particular ciertos parajes de Ontur, Albatana y Fuenteálamo. Y el martes 17, el consejero de Agricultura de Murcia, Antonio Luengo, acudió a Jumilla para comprobar in situ las parcelas afectadas en este municipio. Ambos estuvieron acompañados por el presidente del Consejo Regulador de la D.O.P. Jumilla, Silvano García, y de su Secretaria General, Carolina Martínez, quien señalaba que “los daños han sido muy severos en ciertas parcelas y en infraestructuras como caminos, accesos y muros de contención, pero afortunadamente, en términos generales, no va a haber grandes mermas de producción ni de calidad porque, aunque el temporal ha sido dañino, ha afectado a zonas muy concretas y localizadas mientras que otras parcelas están intactas”.

Por otro lado, el cultivo en vaso en secano resistió y se espera recuperar, pues la mayor parte de las viñas han sido regadas a manta lo que previsiblemente garantiza la buena hidratación hasta el final de esta campaña e incluso la próxima, en especial de la uva Monastrell, principal variedad de la D.O.P. Jumilla y cuya vendimia apenas acaba de empezar.

En mitad de vendimia

Esta tormenta sorprendió a muchos agricultores y bodegas que integran la D.O.P. Jumilla en mitad de vendimia. Muchas de ellas pudieron acelerar y vendimiar parcelas de uva blanca y algunas tintas como Syrah antes de que las primeras lluvias llegaran. Una batalla contra el reloj durante las 24 horas previas a la llegada de DANA permitió a muchas bodegas no ver mermada su producción de uva.

Con estas lluvias, la vendimia se retrasará en el tiempo hasta que las uvas alcancen su punto óptimo de maduración. Las previsiones auguran que la Monastrell tendrá una calidad muy buena, y que las buenas condiciones climatológicas de vientos secos y sol contribuyan a que la vendimia continúe de la mejor forma posible.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

14 − once =