Mancha Occidental sale de situación de Emergencia pero seguirán los recortes en las dotaciones de regadío para 2020

El Plan Especial de Sequía contempla que no haya recortes en dotaciones cuando se entre en fase de prealerta, y esta Unidad Territorial de Escasez se encuentra en Alerta

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha publicado el informe mensual de la situación de sequía y escasez en esta cuenca a fecha 1 de febrero.

Los nuevos datos señalan que la Unidad Territorial de Escasez (UTE) Mancha Occidental (que engloba a las masas de aguas subterráneas Mancha Occidental I, II y Rus Valdelobos) ha salido de la situación de emergencia, pasando a la de alerta.

Pese a esta mejora de los niveles, la CHG mantendrá los recortes para los regadíos en esta zona del Alto Guadiana, pues según estipula el Plan Especial de Sequía (PES) hasta que no se alcance el escenario de prealerta no se levantarán las restricciones. Cabe recordar que a finales del año pasado la Junta de Explotación de la Confederación, a propuesta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, aprobó rebajar las dotaciones a 1.400 metros cúbicos por hectárea para los cultivos leñosos y 1.900 para herbáceos, frente a los 1.500 y 2.000, respectivamente, de campañas anteriores.

El último informe sitúa en estado de Emergencia a los embalses de Gasset-Torre de Abraham y Vicario; en Alerta a Gigüela-Záncara y Jabalón-Azuer (Campo de Montiel y Campo de Calatrava) y en normalidad al de Peñarroya.

Medidas

El PES establece para el estado de alerta una serie de medidas generales:

-Puesta en marcha de las captaciones de movilización de recursos auxiliares como pozos de sequía de la UTE.

-Intensificación del control de las masas de agua.

-Vigilancia de las detracciones de caudal para riegos.

-Comprobación de que se haya activado el Plan de Emergencia de los sistemas de abastecimiento de más de 20.000 habitantes.

En el caso concreto de Mancha Occidental añade otras:

-Puesta en marcha de los pozos de sequía para suministro de recursos a Las Tablas de Daimiel, con un volumen máximo anual de extracción de 10 hm3/año, en el caso de que sea necesario.

-Suministro de recursos a Las Tablas de Daimiel desde el trasvase Tajo-Segura, en el caso de que sea necesario.

-Propuesta de ajuste de las extracciones de aguas subterráneas en riesgo.

-Comprobación de que se haya activado el Plan de Emergencia del sistema de abastecimiento de la Mancomunidad de Manzanares-Membrilla, de Alcázar de San Juan y de Villarrobledo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

catorce − seis =