Aprobado el Plan Sanitario Apícola de Castilla-La Mancha

De obligado cumplimiento por los titulares de las explotaciones apícolas ubicadas en la región

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha publica este lunes la Resolución de la Dirección General de Agricultura y Ganadería por la que se aprueba el Plan Sanitario Apícola de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha.

El objetivo principal es que las explotaciones apícolas mantengan las colonias de abejas de la miel con un nivel sanitario adecuado, en relación al conjunto de enfermedades existentes que afectan a las abejas adultas y a la cría, y, particularmente frente a varroosis y nosemosis. Las explotaciones objeto de este programa de vigilancia son las que tengan un número de colmenas igual o superior a 50.

El texto recoge que la apicultura constituye una actividad ganadera de considerable importancia, tanto por la repercusión económica de la producción de miel y otros productos apícolas, como por su contribución al aumento de la productividad de gran parte de los cultivos, sin olvidar su papel fundamental en el mantenimiento del equilibrio ecológico y de la biodiversidad de las plantas que dependen de su polinización. Por todo ello, es de suma importancia que las colonias de abejas se encuentren en un estado sanitario adecuado en relación al conjunto de enfermedades existentes en la actualidad y que afectan a las abejas adultas o a la cría.

Este plan se basa en una vigilancia activa apoyada en las visitas llevadas a cabo en un periodo específico por inspectores apícolas, adecuadamente formados, sobre un número representativo de explotaciones seleccionadas.

El Servicio de Sanidad Animal de la Consejería de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural será el encargado de la elaboración y seguimiento del Plan Sanitario Apícola, así como de la coordinación del mismo en la comunidad autónoma.

Las delegaciones provinciales coordinarán y controlarán las actuaciones de las distintas Oficinas Comarcales Agrarias (OCAs) de la provincia.

Así las cosas, las OCAs, a través de los veterinarios oficiales, supervisarán los equipos de campo y veterinarios que participen en el programa. A nivel de campo, la inspección en los colmenares será realizada por personal experto en apicultura, encargado de efectuar las encuestas sanitarias y la toma de muestras.

Para los equipos de veterinarios que ejecutan el programa a nivel de campo, la administración dispondrá de un protocolo armonizado por escrito sobre el trabajo a realizar por los mismos.

El Plan Sanitario Apícola de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha será de obligado cumplimiento por los titulares de las explotaciones apícolas ubicadas en Castilla-La Mancha, sin perjuicio del resto de la normativa sanitaria que les fuera de aplicación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

13 + 16 =