Tildan los primeros precios de la uva de “ruinosos y abusivos”

Desde ASAJA Ciudad Real, pidiendo a los industriales que pongan precios acordes a la realidad y a cooperativas que abandonen las ventas a resultas, estableciendo sus precios de acuerdo con la Ley de la cadena alimentaria y pagando en un plazo de 30 días

La Asociación Agraria-Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ciudad Real ha expresado su rotunda oposición a los primeros precios de la uva de las variedades tempranas publicados en la provincia.

Desde la organización agraria señalan que se trata de “precios ruinosos que no cubren los costes de producción y, por tanto, incumplen directamente la Ley de la cadena alimentaria”. Además, añaden que están “absolutamente injustificados teniendo en cuenta que están por debajo de los marcados el año pasado (6 pesetas por la uva Chardonnay y 3,50 pesetas por la Moscatel), con los que ya la uva estaba infravalorada, cuando además en esta campaña partimos con un stock de 2 millones de hectolitros menos y con los canales de distribución funcionando correctamente”.

Para ASAJA Ciudad Real “es incomprensible que hace un mes -en la DO Valdepeñas- solicitaran a los viticultores que incrementaran la producción de sus parcelas por falta de producto para la comercialización quienes hoy han bajado los precios. Si esta solicitud se hubiera llevado a término, habría un escenario de precios aún más bajos a los publicados”.

Denuncian que “uno de los grandes grupos de la industria del vino de la provincia (Bodegas Félix Solís) inicia la campaña de la vendimia presionando a los viticultores para que acepten unos precios totalmente abusivos y que, de marcar tendencia, supondría la ruina del sector”. En este sentido, ASAJA hace un llamamiento al resto de empresas para que no sigan la misma senda y pongan precios ajustados a la realidad. Según la organización agraria, “es inaceptable que los intereses de la industria se superpongan a costa de los de los productores, cuando todos los eslabones de la cadena deberían ir de la mano”.

Asimismo, y siguiendo con lo acordado en el Grupo de Trabajo celebrado la semana pasada a nivel regional, la organización agraria solicita a cooperativas que establezcan sus precios de acuerdo con la Ley de la cadena alimentaria y paguen en un plazo de 30 días al tratarse de un producto perecedero, “y abandonar así las ventas a resultas (que hasta ahora no han dado buenos resultados para los precios de nuestra uva) y buscar nuevas formas que hagan más competitivos nuestros productos”.

Por último, ASAJA Ciudad Real hace un llamamiento a la unidad del sector agrario. La organización agraria se reunirá de urgencia para estudiar qué actuaciones se deben poner en marcha y evitar que la industria continúe explotando a un sector estratégico. ASAJA no descarta que puedan celebrarse actos de protesta ante la situación de crispación de los agricultores.

Publicidad

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

9 + 9 =