Vinoterapia: los efectos positivos del vino en tratamientos estéticos

Cada vez más empresas se inician en la producción de líneas de cosméticos y tratamientos estéticos a base de vino, pues sus propiedades rejuvenecedoras se aplican para todo tipo de piel y de cabello

Es de común conocimiento que el vino, además de ser un licor indispensable para animar las reuniones, ceremonias y comidas familiares, también contribuye óptimamente en procesos orgánicos como la digestión y la correcta circulación sanguínea. Lo que poco se sabe es que el vino se está convirtiendo en un codiciado componente para los nuevos productos y tratamientos cosméticos.

En los últimos años, más empresas dedicadas al rubro de la belleza, la cosmética y los tratamientos estético-medicinales han enfocado sus estudios y fabricaciones en las uvas y los vinos. Para este emergente campo, el vino ha pasado de considerarse como un gustoso licor para asumirse como un componente crucial en múltiples líneas de tratamientos y productos cosméticos. Dichos tratamientos y productos calzan dentro de la llamada cosmética ecológica, la cual consiste en reducir o anular las sustancias artificiales y tóxicas que perjudican la salud y reemplazarlas por aquellas que provengan directamente de la naturaleza.

Ya la Fundación para la Investigación del Vino y la Nutrición (FIVIN) ha precisado que los polifenoles que contiene el vino se encargan de otorgarle su propiedad antioxidante, así como la uva posee la misma particularidad debido al resveratrol y a las vitaminas C y D. Esta propiedad antienvejecimiento es la principal razón por la que más empresas se están animando a utilizarlos en la creación de cosméticos de toda clase.

Cremas exfoliantes y reafirmantes, cremas para el rostro, para las manos, para los pies, champús y aceites son algunos de los novedosos productos generados por tales empresas. Por ejemplo, la Bodega Saldungaray de Argentina comercializa emulsiones hidratantes para el cuerpo, además de champú y un acondicionador para todo cabello. Otra de las empresas que apuesta por esta perspectiva de cosmetología es Uvas Frescas, entidad española que fabrica productos de belleza totalmente naturales, sin elementos químicos que sean nocivos para el cuerpo humano.

Es oportuno recordar que, en 2018, en Galicia se inauguró el primer spa de vinoterapia, donde se ofrecen los servicios de baño turco, ducha fría, zona de relajación y demás tratamientos que se suelen ofertar en los spas tradicionales. Distintas instalaciones en varias localidades de España cuentan con spas de vinoterapia, como la Finca Los Arandinos, el Hotel Villa de La Guardia, el Hotel y Spa Arzuaga y la Hacienda Zorita, entre otras.

No obstante, el vino en su estado primigenio también puede emplearse para moldear mascarillas antioxidantes y barros de recubrimiento. Incluso en determinados portales web ya se empieza a mostrar como medida ‘milagrosa’ para el cabello el uso del vino tinto y el vino blanco, que al igual que el bótox para el pelo, tendría efectos rejuvenecedores y potenciadores de brillo sin perjudicar el cuero cabelludo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

5 − 2 =