Ya intentan estafar hasta con las uvas de Nochevieja

Investigados dos hombres y una mujer por, entre otros, un delito de pertenencia a grupo criminal y otro de falsedad documental por intentar vender uva convencional como si fuese ecológica  

La Guardia Civil de Alicante, en el marco de la operación Traube, ha procedido a investigar a dos hombres y una mujer de nacionalidad española por un delito de estafa, un delito de pertenencia a grupo criminal, otro delito de falsedad documental y un delito continuado contra los derechos de los consumidores.

La actividad delictiva de los autores consistía en la venta de uva convencional como si fuese ecológica, sin reunir los requisitos necesarios para serlo.

El Equipo ROCA (Equipo Contra el Robo en el Campo) de la Guardia Civil de Ibi inició una investigación a mediados del mes de diciembre, a raíz de que el Comité de Agricultura Ecológica de la Comunidad Valenciana (CAECV) y el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Protegida Uva de mesa embolsada de Vinalopó, pusieron en conocimiento de los agentes un posible fraude alimentario relacionado con la venta de uva de mesa.

Según las declaraciones de estas dos organizaciones, la defraudación que estaba realizando una empresa situada en la localidad alicantina de Agost, consistía en la venta de uva convencional como uva ecológica, utilizando para ello una serie de sellos y logotipos falsificados.

Horas más tarde al inicio de las investigaciones los agentes averiguaron que un camión iba a transportar varios kilos de uva desde la localidad alicantina de Monforte del Cid a Merca Barcelona. Una vez que los agentes interceptaron este vehículo, llevaron a cabo un registro de la carga que transportaba, para su verificación.

Las cajas que contenían la uva estaban identificadas con pegatinas que a simple vista hacían creer que el producto era de categoría ecológica. Los agentes y los técnicos del CAECV realizaron un examen exhaustivo de la fruta para verificar su calidad.

Los resultados mostraron que la uva que pretendía ser vendida como ecológica no reunía ninguno de los requisitos que son necesarios para serlo, ya que se trataba de una variedad de uva convencional.

Los agentes procedieron entonces a la retirada de las pegatinas de las cajas que contenían el producto y a la inmovilización de la carga, que ascendía a un total de 680 kilogramos de uva.

En el hilo de las investigaciones, la Guardia Civil averiguó que la actividad más reciente de esta empresa había sido el envío de 20 toneladas de uva supuestamente ecológica a diferentes empresas afincadas en Madrid, Navarra, Barcelona y Perpignan (Francia).

Los agentes del Equipo ROCA junto a los ingenieros del CAECV llevaron a cabo una ardua labor de investigación sobre el terreno, que conllevó además del análisis de la calidad de diferentes racimos de uva, el estudio a conciencia de los albaranes de la venta del producto. En ellos los agentes constataron que solo 5 de las 20 toneladas vendidas se habían recolectado de viñedos de cultivo ecológico.

Esta actividad delictiva suponía una macroestafa a nivel internacional en la que 15 toneladas de uva convencional se habrían comercializado en el mercado como uva de categoría ecológica. Por su parte la empresa estafadora, habría obtenido de forma ilegal unos ingresos que oscilaban entre los 14.000 y 24.000 euros por la venta del producto.

Por tales hechos, los Agentes del Equipo ROCA han procedido a investigar a dos varones (54, 20) y una mujer (51), todos ellos de nacionalidad española, por un delito de estafa, un delito de pertenencia a grupo criminal, otro delito de falsedad documental y un delito continuado contra los derechos de los consumidores.

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

cinco × cinco =