Analiza el progresivo deterioro de la calidad de la piel de cordero en los últimos años

El proyecto Selambq

La producción de la piel de calidad en Europa está centrada en España, particularmente en la piel de cordero de la raza entrefina, lo que permite alcanzar productos de alto valor añadido, pero en los últimos años se ha detectado que la calidad de la piel se ha reducido por la aparición de defectos que, precisamente, condicionan su empleo en estos mercados de alto valor añadido.

Para abordar este problema, se puso en marcha el proyecto europeo Selambq (acrónimo en inglés de Calidad de ‘Piel de Cordero Entrefina Española’), con el objetivo de encontrar una explicación al deterioro cualitativo de este tipo de piel.

El proyecto nace de la iniciativa de intentar aunar los esfuerzos en la línea de valor de los corderos españoles entre las asociaciones cárnicas de mataderos y curtidores porque desde 2015, más o menos, las pieles que se compran en los mataderos tienen diversos problemas o defectos, como los abiertos en flor, en los que hay que mejorar las prácticas, pero también se están encontrando otros defectos que se están investigando científicamente.

Los curtidores europeos, junto con la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y Caprino (Interovic) y la Asociación Empresarial Cárnica (Anafric), quieren obtener una mayor calidad de las pieles que se recogen en los mataderos. Si se mejora la calidad de las pieles, éstas pueden tener más valor y el curtidor puede llegar a pagar más. “Las certificaciones de calidad son muy positivas para el sector, porque el hecho de cuidar todos los procesos de engorde y crianza favorecen la calidad del producto. Y el consumidor puede estar absolutamente seguro de que se le ofrece el mejor producto posible, tanto en carne como en piel. Porque un animal sano, tiene una piel en perfectas condiciones”, destaca Anafric

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

16 + seis =